Entradas

Ulysse Nardin Diver Deep Dive

Ulysse Nardin Diver Deep Dive ©Manu Girón photography

Ulysse Nardin ha puesto el listón por las nubes este SIHH. Puede que gran parte del protagonismo haya sido absorbido -no sin razón- por el nuevo Freak Vision, pero, a nosotros, que somos hombres de acción, los ojos nos brillaban más de la cuenta cuando nos plantamos delante de su nuevo Diver Deep Dive. ¿El diver del evento? Pueden apostar a que sí.

Robusto, deportivo, funcional…una pieza de esas que cuando la sostienes en la mano se te escapa un ‘wow’. Su contundencia, con una caja de titanio de 46 milímetros, nos hace pensar que tendría muchas más probabilidades que nosotros de sobrevivir a una inmersión medianamente prolongada. Y, desde luego, las tiene. Como su nombre bien indica, el Diver Deep Dive garantiza su hermeticidad hasta 1.000 metros bajo el agua.

Ulysse Nardin Diver Deep Dive

Sin duda, EL diver del último SIHH. ©Manu Girón photography

Estéticamente, el resultado es fascinante. Como decíamos antes; robustez es la palabra, sin duda. Asas, guarda-coronas, agujas, índices luminiscentes, bisel…todo en el Diver Deep Dive mantiene una coherencia de reloj ‘herramienta’, pensado para facilitar tanto su manejo como su lectura. Desde luego, no estamos frente a un diver de los que podríamos llamar ‘convencionales’.

La esfera azul, decorada con 15 tiburones martillo, cuenta con un pequeño segundero ubicado a las 5 horas, que añade sutiles toques de color en blanco y rojo, y con una pequeña ventana de fecha a las 3 horas. La parte superior centra su protagonismo, al margen de índices y agujas que son, sin duda y como se pretende, lo más vistoso de la esfera, en el logo de Ulysse Nardin, quedando la inscripción habitual de todos los divers de los metros de hermeticidad relegada al guarda coronas de titanio, destinado a evitar golpes accidentales. Situada a las 9 horas se encuentra la válvula de helio.

Un tiburón martillo protege el calibre manufactura UN-320

Ulysse Nardin Diver Deep Dive

Detalle del fondo de la caja, con el tiburón martillo grabado. ©Manu Girón photography

En su interior, y protegido por un fondo de titanio en el que también encontramos un tiburón martillo grabado, se encuentra el calibre manufactura UN-320, con esperial y escape de silicio, un clásico en Ulysse Nardin, pioneros en el uso de este material, y latiendo a una frecuencia de 28.800 alternancias por hora con una reserva de marcha de 48 horas.

La correa mantiene el diseño habitual de los divers de la manufactura, con dos apliques de titanio, pero, como toda la pieza, tiene un aspecto más robusto de lo habitual, siendo el resultado final de todo el conjunto de lo más espectacular.

Limitado a 300 unidades, su precio es de 12.000 francos suizos.

Bulgari Octo Veloccissimo L'originale titanium

La presencia en la muñeca es reveladora. ©Manu Girón photography

 

El OCTO introducido allá por el 2012 le ha dado unas alas estéticas a Bulgari que además la marca se está encargando de aprovechar y de que manera. Después del estupendo año 2017 que ha vivido la sección relojera de Bulgari, consiguiendo récords y ganando premios de Alta Relojería, este año los romanos, aunque relojeramente radicados en Neuchâtel, nos convocaron en Ginebra para enseñarnos algunas de las cosas que van a presentarse en Baselworld 2018.

Como no podía ser de otra manera el nombre es en italiano, y te anticipa las señas de identidad del diseño transalpino. Directo y con una primera impresión fortísima, sin ambages y reconocible. Se nota que sale de la mano de Fabrizzio Buonamassa. Ese estilo «Lambo», de cortes afilados y ángulos potentes le dan una presencia muy potente a este crono.

Bulgari Octo L’Originale Veloccisimo Chronograph en titanio

En realidad no se trata de un nuevo reloj al uso, sigue manteniendo su caja de 41mm. Sino que han montado el Octo Veloccisimo (denominación del Octo en crono) en una caja de titanio como la de nuestro adorado Octo Finissimo. La gran novedad es que cuenta con el punto deportivo del taquímetro en el bisel.

Bulgari Octo Veloccissimo L'originale

Algo que hasta ahora no tenían los «Veloccisimos» de serie, sino que el bisel era «vacío». Este detalle, si mal no recuerdo, solo lo habíamos visto en un reloj del 2015 y que había sido una serie limitada en colaboración con Maserati -ver foto a continuación donde el contrapeso del segundero es la lanza de Tritón-.

Bulgari Octo Veloccissimo Maserati

La edición de Maserati como la imaginabamos

Un calibre de fiar

Pues es una maquinaria que en Bulgari le han llamado BLV328 Veloccissimo, y que no es otra que la histórica El Primero, pero elevada a un nivel superior con rueda de columnas y embrague horizontal. Recordemos que Bulgari y Zenith pertenecen a LVMH, y estas sinergias están a la orden del día. Late a 36.000/h y te da una reserva de marcha de 50h. El fondo visto casi siempre lo agradecemos, y este es uno de esos casos.

Bulgari Octo Veloccissimo L'originale titanium caseback

Detalles del fondo visto. ©Manu Girón photography

Precio y disponibilidad

Aun no sabemos precio y disponibilidad (suponemos que rondará los 12mil euros) porque fue un avance de lo que se presentará en Baselworld 2018. En el momento que tengamos datos actualizaremos este artículo.

Bulgari Octo Veloccissimo L'originale titanium

La correa de caucho le da un putno bien deportivo. ©Manu Girón photography