Entradas

Montblanc nos propone una forma inédita (para la marca) de mostrar la indicación de las horas en el nuevo Nicolas Rieussec Rising Hours. El reloj, presentado durante el SIHH2013, supone para Montblanc un hito más en su viaje por la Alta Relojería.

Obviamente lo primero que destacaremos del reloj es la forma en que se lee la hora, a través de un abertura a las 12h que muestra un disco giratorio con los dígitos impresos. Hasta aquí incluso la marca reconoce que esta complicación no supone una novedad en si misma. Pero el secreto del Nicolas Rieussec Rising Hours no es cómo se leen las horas sino cómo cambian según sea de día o noche. Dejadme que me explique y lo entenderéis.

Las cifras arábigas de las horas cambian de color a lo largo del día: Entre las 6 de la noche y las 6 de la mañana se muestran de color azul y durante la horas diurnas de la jornada de color negro. Digamos que de esta forma la Manufactura busca una manera sofisticada de mostrar la función de un indicador de día/noche tradicional.

¿Cómo consigue Montblanc que cambien de color? Podríamos pensar que el disco de las horas solo realiza una rotación completa al día y que 12 números están pintados de color azul y los otros doce de color negro. Sería un error, además estaríamos incumpliendo la primera norma de la Alta Relojería (incluso de toda la relojería mecánica): «Cuanto más complicado, mejor!».

La solución es algo más sofisticada e ingeniosa: El disco horario en realidad está compuesto por dos discos superpuestos. El superior, de color blanco, lleva troquelados los números del 1 al 12. El inferior es un disco mitad azul, mitad negro. Ambos discos giran de forma independiente consiguiendo el efecto de cambio de color deseado.

montblanc-rieussec

Además de este mecanismo de dos discos, hay otras cuatro esferas girando en el Nicolas Rieussec Rising Hours. El día de la semana se ve en una ventana a las 9 y la fecha aparece en una abertura a las 3. Naturalmente, la función del cronógrafo también se basa en el mismo concepto inconfundible: un disco que cuenta intervalos de sesenta segundos y otro que cuenta intervalos de 30 minutos.

En el apartado estético una vez más Montblanc vuelve hacer gala de los excelentes acabados con los que remata sus relojes. Desde el grabado guilloché grain d’orge de la esfera hasta la corona estriada que lleva una incrustación de nácar con la forma del emblema de Montblanc todos los detalles estéticos están a la altura de un reloj de este calibre (nunca mejor dicho).

Más información: Relojes Montblanc

Debemos reconocer el enorme mérito de Richard Mille que en tan solo 12 años se ha consolidado en el mercado de relojes de lujo haciéndose hueco entre marcas con historias centenarias y/o que pertenecen a grandes grupos empresariales.

Un año más Richard Mille ha vuelto al Salón Internacional de la Alta Relojeria de Ginebra (SIHH) aportando al certamen un cierto aire de rebeldía. Si comparamos sus relojes al del resto de marcas expuestas nos será difícil, por no decir imposible, encontrar un reloj de similares características.

También hay que reconocer que los guardatiempos de Richard Mille generan controversia. En realidad son de ese estilo de relojes que o los amas o los odias, pero que no te dejan indiferente. Y si su estética ya es un icono, su técnica – desarrollada junto Audemars Piguet – sigue ofreciendo una nueva perspectiva a las complicaciones tradicionales (tourbillones, cronógrafos, reservas de marcha) y aportando innovadoras soluciones como, por ejemplo, el medidor de fuerzas G o el rotor de geometría variable.

Para dar a conocer sus relojes Richard Mille ha seguido una estrategia muy clara que le está reportando un gran beneficio: asociarse con figuras internacionales del deporte como Felipe Massa, Jean Todt, Yohan Blanke y Rafa Nadal. Pero su verdadero secreto es que ha conseguido que no solo luzcan sus relojes en ceremonias de trofeos o actos protocolarios – como tantas otras marcas – sino que también los lleven puestos mientas ejercitan su deporte. Así hemos vistos a Rafa Nadal jugar en Roland Garros o a Yohan Blake correr la final de 100 metros en Londres 2012 con un reloj de Richard Mille en su muñeca.

Richard Mille RM027-01 Tourbillon (Rafa Nadal)

Richard Mille RM027-01 Tourbillon (Rafa Nadal)

La segunda generación del reloj que Rafa Nadal luce durante los partidos. El conjunto del reloj pesa tan solo 19 gramos con la correa de Velcro incluida, de los cuales 3,5 gramos corresponden al peso del calibre.

Nos llamará la atención que todo el movimiento del reloj está suspendido dentro de la caja por unos tirantes que le permiten soportar aceleraciones de 5.000G.

He de reconocer que llevarlo en la muñeca produce una extraña sensación, por su ligereza y también por su precio, que supera los 500.000 €

Richard Mille RM059-01 Tourbillon (Yohan Blake)

Richard Mille RM059-01 Tourbillon (Yohan Blake)

Tan ligero como el reloj de Rafa Nadal gracias a su caja de nano-tubos de carbono, su singular diseño se inspira en la forma de correr del velocista jamaicano. Yohan Blanke, al que apodan la Bestia, disputa las competiciones llevando su reloj Richard Mille en la mano derecha por lo que la caja es ligeramente más estrecha por el lado izquierdo para favorecer la aerodinámica.

Otro detalle único es la forma de los puentes que sujetan el calibre en forma de garra imitando la morfología de las manos abiertas, posición característica que adopta Blake durante la carrera.

50 unidades a un precio de 460.000€

Richard Mille RM036 G-Sensor Tourbillon (Jean Todt)

Richard Mille RM036 G-Sensor Tourbillon (Jean Todt)

Renaud et Papi ha sido la encargada de diseñar el medidor de fuerzas G lineales que equipa el RM036 Jean Todt (Ex-director de Scuderia Ferrari y director técnico de la FIA). Una aguja situada a las 12 nos indica la desaceleración sufrida por el reloj, por ejemplo, al frenar fuerte con el coche o al dar un golpe de puño sobre la mesa (pudimos comprobar que funciona)

Después de dejar el listón muy alto con la presentación de la última versión del Royal Oak en 2012, Audemars Piguet se ha centrado este año en desarrollar nuevas piezas que pasarán a completar el catálogo de relojes de la colección Offshore.

A modo de recordatorio y para situarnos en contexto comentar que la colección Offshore se lanzó en 1993 y representaba una evolución deportiva del Royal Oak, modelo diseñado por Gerald Genta en 1972.

Su potente caja ha servido como base para muchas ediciones especiales que han sido piezas muy codiciadas, como el T3 edición Terminator, el Juan Pablo Montoya, el Volcano y tantos otros. Si bien su tamaño y «rotundidad» ha atraído a muchos también le ha pasado factura entre aquellos, como yo, que preferimos relojes más pequeños y con menos altura que sean cómodos de llevar en muñecas pequeñas y queden ocultos bajo el puño de la camisa.

De la nueva colección Audemars Piguet Royal Oak Offshore destacaremos, por razones obvias, el Gran Complicación. Un reloj de los que costará mucho de ver al estar reservado a muy pocos bolsillos. Para AP se trata de un ejercicio de diseño que muestra la gran capacidad técnica de los ateliers de la casa (que se encarga también de desarrollar calibres para otras marcas de prestigio a través de la división Audemars Piguet Renaud et Papi).

Si pensamos en sus posibles competidores no nos será fácil encontrar relojes de corte tan deportivo (caja de titanio y correa de caucho) que presenten tres complicaciones clásicas como la repetición de minutos, el calendario perpétuo y el cronógrafo.

La segunda gran novedad de AP no es un modelo en concreto, si no la utilización por primera vez de la cerámica para la construcción de las cajas de los relojes y como resultado: el nuevo RO Offshore Chrono de 44mm y, que seguro que os gustará más, la tercera generación del Diver.

Si hacéis memoria del Royal Oak Offshore existen 3 versiones: la de acero, la de carbono forjada (2012) y esta última de cerámica. ¿Qué ventajas tiene la caja cerámica respecto a la de carbono? Resulta más económica y es mucho más resistente a los arañazos.

Además el nuevo Diver tiene una característica inédita hasta ahora, y es que incluye por primera vez una tapa de zafiro transparente que nos permitirá observar el calibre AP3120 y que al mismo tiempo garantiza la hermeticidad hasta 300m.

Por poner pegas al nuevo reloj hablaría de la elección del color naranja para el bisel de buceo y las agujas. Es un color bastante visto en este tipo de relojes y que recuerda en exceso al reloj de buceo BR02 de Bell&Ross.

En próximo reportajes ya hablaremos más a fondo de cada uno de los modelos. Perdonad por la calidad de las fotos pero se hicieron en condiciones de luz muy malas y por un fotógrafo, el que aquí escribe, con muy mala técnica.

Más info: Audemars Piguet

Reloj IWC Ingenieur de 40mm de acero

Cada temporada IWC presenta una colección totalmente renovada con motivo del Salón Internacional de la Alta Relojería 2013 SIHH de Ginebra. Este año le toca al Ingenieur que se estrena con una nueva colaboración junto al equipo de Fórmula 1 Mercedes AMG.

¿Qué ha trascendido hasta hoy?  Que se presentará un nuevo modelo con caja de 40mm, apto para cualquier tipo de muñeca (recordad que el anterior IWC Ingenieur tenía una caja de 46mm). Utilizará el calibre 30110 de IWC. Estará disponible con esfera blanca o negra. Nos llamará la atención por su escaso grosor de tan solo 10mm, lo que le convertirá en un reloj más formal de lo que era hasta ahora.

También habrá dos modelos IWC Ingenieur con caja de cerámica negra y esfera marrón o negra.

Por último la joya de la corona de la colección, el IWC Ingenieur Mercedes AMG, un reloj cronógrafo con bisel taquímetro y decorado con los colores de la escudería Mercedes de Formula 1.

Más info: IWC