Entradas

Phillip-Watch-Auction-Lange-Omega-Record

Omega / Ref. H6582/D96043: 1.425.980 USD – A. Lange & Söhne / 1815 “Homage to Walter Lange”: 851.136 USD

Seguramente seamos la web en castellano que más cubre las noticias de subastas. No es que esté ahora el tema de moda, que lo está. Básicamente es que nos apasionan las historias escondidas detrás de cada reloj. En este artículo resumiremos muy brevemente los 2 relojes que se robaron el show en Ginebra, y ninguno de ellos es de Patek Philippe y Rolex . Dos marcas diferentes muy poco acostumbradas a los focos de las salas de subastas ginebrinas. Os presentamos los 2 highlights de «Phillip Watch Auction: Seven«. El Omega de Elvis Presley y el A. Lange & Söhne homenaje a Walter Lange.

A. Lange & Söhne y Omega entran en las grandes ligas

Este fin de semana se han roto un par de récords bastante interesantes. Para Omega y Lange este es un terreno nuevo y poco conocido. La primera lleva una tendencia alcista y los alemanes siempre han sido estables en las subastas. Pero lo de este finde ha roto los récords de ambas casas y os contaremos la historia de estas dos referencias.

Walter-Lange-Elvis-Presley

Sin duda, el verdadero ganador es la industria relojera teniendo presente a dos grandes talentos excepcionales.

Importa más la proveniencia que el propio producto en sí mismo.

Hay una máxima en el mundo de la venta. «Cuanto mejor sea la historia detrás del producto, más te pagarán por ella«. Los subasteros saben muy bien de que va este negocio y lo explotan al máximo.
Si prestamos atención, veremos que estos grandes resultados son gracias a quien fue el dueño del reloj, más que a su calidad como pieza. Ya pasó con el reloj más caro jamás vendido (leer aquí) y ahora vuelve a pasar con estos dos.

Rolex-Daytona-Most-Expensive-Watch-Ever

Rolex Daytona ‘Paul Newman’: 17.7 millones de dólares a la 1, a las 2 y a las 3…¡vendido!

El Omega de Elvis Presley Ref. H6582/D96043

Phillip-Watch-Auction-Lange-Omega-Record-Omega

Caja en oro blanco con bisel engastado en diamantes y segundero secundario, vendido por Tiffany & Co. Creado en 1960.

Resumamos la historia. Se trata de un reloj solo hora de oro blanco con bisel de brillantes que fue vendido y firmado por Tiffany & Co en 1961. Es la pieza que le dio como obsequio la discográfica con motivo de llegar a los 75 millones de discos vendidos. El fondo de la caja dice textualmente «To Elvis 75 millions records RCA Victor«. Se vendió el pasado sábado por 1.812.500 CHF. Nada más y nada menos que el reloj Omega adjudicado con el mayor montante histórico.

Phillip-Watch-Auction-Lange-Omega-Record-Omega-Case

El comprador además se ha llevado el libro ELVIS de Dave Marsh y dos discos de vinilo: «Elvis is back» y «Uncle Green 15 Dryden». Así como una carta del CEO del Museo Elvis Presley.

A. Lange & Söhne 1815 ref. 297.078 Segundero saltante central hommage to Walter Lange.

Phillip-Watch-Auction-Lange-Omega-Record-Lange

Además de las prestaciones únicas del reloj, hay que destacar el homenaje a Walter Lange. Un verdadero erudito y caballero que participó en traer de vuelta la relojería sajona y alemana.

No se trata del reloj más complicado hecho por Lange. De eso no hay duda. No obstante este reloj tenía todos los ingredientes necesarios para ser un grande. Y así se ha corroborado este fin de semana pasado. Si a la exclusividad de una sola pieza en acero con una complicación poco frecuente, y el homenaje al impulsor de la marca, el Sr. Walter Lange (DEP) le sumas que el dinero recaudado será utilizado para una noble causa benéfica. Pues casi que tienes una fórmula perfecta de éxito asegurado.
El reloj cuenta con una maquinaria mecánica de cuerda manual y fondo visto. De este reloj que pertenece a la colección 1815 se fabricaron 145 piezas en oro blanco, 90 en oro rosa, 27 en oro amarillo y una ÚNICA pieza en acero. Precisamente de la que aqui estamos hablando.

Phillip-Watch-Auction-Lange-Omega-Record-Lange-Heritage

Solo un afortunado cuenta con este certificado de autenticidad.

La complicación de este reloj es muy curiosa y viene del cariño especial que tenía Walter Lange por ella. Según Anthony de Haas, parece ser que viene directamente de la época en que su abuelo hacía relojes. Y aunque ese segundero central saltante no tiene un uso más allá que el de medir cosas inferiores al minuto, tenemos que admitir que nos parece muy curiosa. La esfera esmaltada gran feu negra, como siempre en Lange es de otro nivel. Se adjudicó por 852.500 CHF. Un Lange para la historia.

Speedmaster ‘Speedy Tuesday’, una de las novedades más sonadas y comentadas de Omega en los últimos por cómo se presentó, cómo se vendió y todo el revuelo y el hype que generó por las redes. Tanto fue así que, como no podía ser de otra manera, ha tenido que pasar por nuestras manos para que le echáramos un vistazo. Hoy es un #speedytuesday en toda regla.

Por recordar brevemente la historia de este reloj, del que ya hablamos en su día cuando se anunció, no podemos olvidarnos de que se trata de una edición limitada que surgió del popular hashtag que citábamos arriba -#speedytuesday-, perfectamente reconocible para todos los que estamos conectados con foros o redes sociales relacionadas con el mundo relojero. El martes es día de Speedmaster, eso es así.

A la venta únicamente a través de internet -lo que para Omega resultaba prácticamente impensable hace un tiempo-, las 2012 unidades disponibles se agotaron en menos de 24 horas. Un éxito.

La esfera negra con cronos plateados -lo que muchos denominan ‘panda inverso’- homenajea a un modelo de la familia Speedmaster de 1966, y los grandes índices de los subdiales se inpiran en los de Speedmaster Alaska III, diseñado para la NASA a finales de los años setenta.

Incluso el logo que aparece en la esfera se parece más al de los modelos de aquellas épocas que a las versiones actuales. Lo vintage tiene tirón en estos tiempos, no hay duda, y más si añadimos a la ecuación todo este revuelo de la venta exclusiva por internet, el tema del hashtag…en resumen, lo dicho; un éxito.

Dicen por ahí que ninguna colección relojera está completa sin un Speedmaster…y puede que tengan razón.

Su precio; 5.400 euros.

omega-globemaster-bisel-oro

Un diseño de lo más elegante y el movimiento mecánico más avanzado de Omega son la carta de presentación de su Globemaster Co-Axial Master Chronometer, el primer reloj Master Chronometer del mundo, superando las exigentes pruebas aprobadas por el Swiss Federal Institute of Metrology (METAS), que reproducen un uso real del reloj y demuestran su resistencia al agua y al magnetismo.

La pasada semana se presentó en sociedad la colección Globemaster en España coincidiendo con la llegada de los primeros relojes a las joyerías. Rabat, distribuidor oficial Omega, nos dio la oportunidad de tener en nuestras manos la que creemos que es su versión más bella: Con caja de acero noble y bisel de oro rojo Sedna, con una aleación propia de Omega, de 18 quilates, material también presente en los índices y agujas así como en la estrella de la línea Constellation que adorna su espectacular esfera azul.

Con un tamaño perfecto para este tipo de reloj, 39 milímetros, su correa de piel azul lo complementa a la perfección, consiguiendo un resultado espectacular en la muñeca. Transmite una elegancia atemporal que lo convertirá en un clásico. No es esa clase de relojes que cuando lo observes dentro de unos años en tu caja de relojes pienses «¿por qué?» (Un día dedicaremos un reportaje a los relojes que han «envejecido» mal)

omega-globemaster-opiniones

Su diseño se inspira en los primeros Constellation de Omega, con su clásica esfera de estilo pie-pan con cepillado solar que la firma popularizó en 1952, y una caja con líneas discretas y elegantes que se ve perfectamente complementada por su bisel acanalado.

Se les conoce como esferas Pie-Pan («molde para pasteles») por su perímetro facetado y ligeramente abombado.

omega-globemaster-coaxial

En su interior, y visible gracias al fondo de cristal de zafiro, encontramos el calibre Omega 8900, movimiento automático con escape Co-Axial, primer Master Chronometer del mundo con certificado METAS, como decíamos, con una reserva de marcha de 60 horas y resistente a campos magnéticos de hasta 15.000 gauss, además de ser un calibre de muy bella factura, con decoración Côtes de Genève en arabesco y la imagen de un observatorio frente a un cielo estrellado estampada en su medallón.

El precio de esta versión (ref. 130.23.39.21.03.001), con caja de acero y bisel de oro rojo Sedna, es de 7.900 euros. También está disponible en diferentes versiones en acero, oro amarillo, acero y oro, y platino, con un abanico de precios que va desde los 6.400 euros de la versión de acero con correa de piel (ref. 130.33.39.21.03.001) hasta los 37.300 euros de la versión de platino (ref. 130.93.39.21.99.001).

omega_seamaster_bond_01

Ayer pasé por la boutique de Omega y ya tenían el nuevo Omega Seamaster Aquaterra 150M James Bond. Hasta aquí todo en orden, sino hubiese sido porque hace una semana y algo los suizos sacan otra edición limitada de un reloj para completar la ultima película de la saga Bond, en este caso Spectre.

Nos ha resultado raro el caso, porque este lanzamiento se ha producido a mitad de camino de Basel (donde Omega suele presentar sus propuestas) y el estreno del film. No obstante, creemos que tenemos argumentos de sobra para entenderlo.

Nuestra suposición

Lo primero es que Daniel Craig siempre ha sido muy de Rolex, y esto lo sabe Omega, es más durante las presentaciones de «Quantum of Solace» y «Casino Royal» ya había llevado varios Rolex (Milgauss GV, Daytona Panda y algún Submariner 6538 vintage) aun estando la película patrocinada por Omega.

Es por tanto que no nos resultaría extraño que el bueno de Daniel Craig haya pedido a Omega que saque un reloj más acorde con lo que marca la tradición del agente 007 y en lugar de un Aquaterra, mejore su reciente revisión del Omega Seamaster 300 y lo lance como acaba de hacer. En ese caso, bravo por él, porque la pieza que han sacado es digna, ahora sí, del famoso agente británico.

Comparativa Omega semaster 300 Spectre

Omega Seamaster 300 vs. Omega Seamaster 300 Spectre Limited Edition

  • Correa NATO en lugar de armis de acero. Como manda la tradición militar. Para los más puristas, Sean Connery no llevaba una correa NATO, sino una simple de tira de regimiento en nylon (oliva, borgoña, azul marino) parece ser que de un cinturón. Evidentemente en la actualidad eso se ha actualizado con una correa NATO negra y gris.
  • Bisel BI-direccional y marcando horas en lugar de minutos. Al ser BI significa que podrá utilizarse el bisel como un GMT.
  • No hay luminova a las 12 del bisel, para favorecer aun más si cabe la anterior función GMT.
  • Punta del segundero en forma redonda en lugar de flecha. Es un mero detalle estético que le da un toque exquisito.
  • Desaparece las 12h de la esfera y le da más visibilidad y limpieza al conjunto agrandando el logo de Omega.
  • El precio rondará los 5.800 euros. Relativamente más caro que el modelo con armis de acero. Esto no lo entendemos, porque el precio de coste es lógicamente inferior. Pero, en temas de precios nunca entramos.
  • Edición Limitada a 7007 unidades. Limitada lo que se dice limitada, tampoco es que sea.

Resumen

El conjunto es mucho más interesante, de todas las personas (+30) a las que le he preguntado cual les gustaba más, el 100% de ellas ha respondido que la Edición limitada. Así que esta vez, Omega no ha fallado el tiro.

Omega James Bond Spectre

omega_seamaster_bond_01

Ayer pasé por la boutique de Omega y ya tenían el nuevo Omega Seamaster Aquaterra 150M James Bond. Hasta aquí todo en orden, sino hubiese sido porque hace una semana y algo los suizos sacan otra edición limitada de un reloj para completar la ultima película de la saga Bond, en este caso Spectre.

Nos ha resultado raro el caso, porque este lanzamiento se ha producido a mitad de camino de Basel (donde Omega suele presentar sus propuestas) y el estreno del film. No obstante, creemos que tenemos argumentos de sobra para entenderlo.

Nuestra suposición

Lo primero es que Daniel Craig siempre ha sido muy de Rolex, y esto lo sabe Omega, es más durante las presentaciones de «Quantum of Solace» y «Casino Royal» ya había llevado varios Rolex (Milgauss GV, Daytona Panda y algún Submariner 6538 vintage) aun estando la película patrocinada por Omega.

Es por tanto que no nos resultaría extraño que el bueno de Daniel Craig haya pedido a Omega que saque un reloj más acorde con lo que marca la tradición del agente 007 y en lugar de un Aquaterra, mejore su reciente revisión del Omega Seamaster 300 y lo lance como acaba de hacer. En ese caso, bravo por él, porque la pieza que han sacado es digna, ahora sí, del famoso agente británico.

Comparativa Omega semaster 300 Spectre

Omega Seamaster 300 vs. Omega Seamaster 300 Spectre Limited Edition

  • Correa NATO en lugar de armis de acero. Como manda la tradición militar. Para los más puristas, Sean Connery no llevaba una correa NATO, sino una simple de tira de regimiento en nylon (oliva, borgoña, azul marino) parece ser que de un cinturón. Evidentemente en la actualidad eso se ha actualizado con una correa NATO negra y gris.
  • Bisel BI-direccional y marcando horas en lugar de minutos. Al ser BI significa que podrá utilizarse el bisel como un GMT.
  • No hay luminova a las 12 del bisel, para favorecer aun más si cabe la anterior función GMT.
  • Punta del segundero en forma redonda en lugar de flecha. Es un mero detalle estético que le da un toque exquisito.
  • Desaparece las 12h de la esfera y le da más visibilidad y limpieza al conjunto agrandando el logo de Omega.
  • El precio rondará los 5.800 euros. Relativamente más caro que el modelo con armis de acero. Esto no lo entendemos, porque el precio de coste es lógicamente inferior. Pero, en temas de precios nunca entramos.
  • Edición Limitada a 7007 unidades. Limitada lo que se dice limitada, tampoco es que sea.

Resumen

El conjunto es mucho más interesante, de todas las personas (+30) a las que le he preguntado cual les gustaba más, el 100% de ellas ha respondido que la Edición limitada. Así que esta vez, Omega no ha fallado el tiro. Omega James Bond Spectre]]>

seleccion1

1. Correa nato de Bulang & Sons. Dicen que las bicicletas son para el verano, y nosotros añadimos que las correas tipo nato también. Si eres reticente a darle una oportunidad al nylon, el paso previo son las de piel vintage Bulang & Sons. Y si acompañan a un Rolex vintage como en la imagen, mejor.

2. Entourage. Muchos están ya impacientes por el estreno de Jurassic World, otros ya empiezan a ponerse nerviosos por la llegada de la nueva entrega de Star Wars, yo, personalmente, espero con muchas más ganas la llegada de Ari Gold a la gran pantalla.

3. Omega De Ville Trésor. ¿Uno de los relojes más bonitos de Omega en los últimos tiempos? Juzguen ustedes.

4. Samsung x Stark Industries. Apple tiene a Siri, pero yo me quedo con Jarvis.

5. Blueprint de Panerai. El sueño húmedo de cualquier ingeniero amante de la relojería. Yo me lo planteo seriamente para decorar mi despacho. Ojalá hubiera versiones de más marcas.

6. Mercedes diseña aviones mejor que coches. Parece que a Mercedes se le dan mejor los interiores de los aviones que los de sus coches (sin desmerecer, ojo). Atentos al diseño de la cabina VIP de Lufthansa a su cargo.

7. Seven Nation Army. Y acabamos con un poco de soul de la mano de Ben l’Oncle Soul versionando a White Stripes.

Cuando el diseño de un reloj está realmente bien hecho por muchas décadas que pasen su estética seguirá siendo vigente. Toda la colección de relojes Speedmaster es una gran ejemplo para apoyar la afirmación anterior. Desde el «Moonwatch» hasta cualquiera de sus evoluciones posteriores el Speedmaster sigue seduciendo a los coleccionistas gracias a su diseño, su mecánica y, como no, su historia.

En cada edición de la feria de Basilea Omega nos presenta varias nuevas evoluciones del Speedmaster. En 2013 las estrellas, al menos para nosotros, fueron el Speedmaster Dark Side of the Moon y el Speedmaster «Tintín». En 2014 es el turno del Omega Speedmaster Apollo 11 45 aniversario y del re-editado Mark II.

Sobre el Speedmaster Mark II original de 1969.

Omegas Speedmaster Mark II 1969 original

El mismo año que el hombre – y el Speedmaster – ponían el pie en la Luna Omega presentaba la primera gran evolución del diseño Speedmaster de 1957. Este nuevo reloj pasaba a denominarse Mark II y sería el predecesor de una saga de modelos que mantendrían el apellido Mark (III, IV, V).

El gran cambio que introducía el Mark II con respecto al Speedmaster era el diseño de caja tipo «cojín». El bisel del taquímetro pasaba a ser interior Más allá de los cambios estéticos, el mecanismo del reloj seguía siendo el mismo cronógrafo de carga manual del Moonwatch.

Foto: Speedmaster Mark II – Chronomaddox.com

Omega Speedmaster Mark II 2014 – El sucesor.

El recién estrenado Speedmaster Mark II es prácticamente idéntico estéticamente al reloj de 1969 pero introduce profundos cambios en su mecánica.

A primera vista la caja nos parecerá del mismo tamaño aunque es ligeramente mayor. Los contadores del cronógrafo presentan un biselado que el modelo original no tenía. La aguja segundera del crono también es poco diferente aunque mantiene el espíritu del primer Mark II.

Más detalles estéticos que cambian: La orientación de la numeración del taquímetro. La serigrafía «Professional Mark II» se sustituye por el nuevo apellido «Co-axial Chronometer». Ventanilla de fecha a las 6h.

Omega Speedmaster Mark II 2014

Donde verdaderamente se aleja el nuevo Speedmaster de su antecesor es en su mecánica. La tecnología a avanzado muchísimo en 45 años y sería absurdo renunciar a ella. Ahora el Omega Speedmaster Mark II está equipado con el calibre 3330 de última generación. Es una maquinaria de remonte automático con escape co-axial y espiral de silicio. Este nuevo calibre ofrece además la función de calendario, algo de lo que el reloj original carecía en 1969.

Por último comentaros un detalle llamativo… sobre todo de noche. El taquímetro está formado por dos capas: un disco superior con numeración transparente y un disco inferior de aluminio recubierto de super-luminova.

Los mejores relojes de la semana

Otro domingo más os traemos las lecturas relojeras imprescindibles de la última semana. Hoy destacamos cuatro «reviews reloj en mano» de cuatro excepcionales guardatiempos que acaban de presentarse como novedad para 2014.

Omega Seamaster Planet Ocean GMT Orange Ceramic: La versión más colorista del Seamaster se presenta ahora con bisel cerámico en color naranja y caja de platino.

Reportaje fotográfico del Lange & Söhne 1815 y 1815 Tourbillón: Los relojeros alemanes de la ciudad de Glashütte nos recuerdan por qué sus relojes rivalizan con Patek Philippe por el trono de la Alta Relojería.

Novedades Jaeger-LeCoultre 2014: Repetición de minutos, tourbillón, relojes deportivos… de lo bueno, lo mejor! No sabréis con qué reloj quedaros!

De Bethune DB28 Digitale: Fuera de los grandes grupos relojeros existe un universo de creadores independientes que no sufren la censura de la cuenta de resultados y que dejan volar su imaginación reinventando la relojería mecánica y adaptándola al siglo XXI.

 

Correa Nato para Omega Speedmaster

Hay aficiones y aficiones. La nuestra reconozcamoslo, no es precisamente saludable al bolsillo. Ya que en un reloj nos podemos llegar a gastar 6-7 veces el salario mínimo ínter profesional imperante en un país.

En este punto, comienza a entrar la capacidad del coleccionista de renovar sus ilusiones invirtiendo poco dinero. Así los accesorios de los relojes se han convertido en un negocio de una importancia vital y de un reciclaje fácil y rápido de cualquier pieza relojera.

Podemos ver así, como relojes de 4 cifras cambian completamente su look con apenas una nueva correa NATO de 15 euros. Es más, relojes que en su conjunto no te gustan, pueden llegar a convertirse en imprescindibles por haberle quitado un armis y ponerle una correa de cuero.

Correa Nato reloj Omega

Así llegamos a nuestro caso. Hemos cogido un reloj de nuestra colección, un Omega Speedmaster Professional Plexi, un reloj eterno sin dudas, y hemos pretendido darle un pequeño giro hacia lo que fue en su momento cúspide. Muchos de vosotros ya conoceréis la marca Gas Gas Bones. Un fabricante artesanal inglés con una historia muy bonita detrás de sus productos.

21 días de plazo de entrega, 38 euros, y 1 minuto de manualidades después, tenemos un reloj completamente diferente. un cambio de concepto apto para todos los bolsillos y de un resultado espectacular. Juzgad vosotros mismos.

Correa NASA para Omega

Precio correa nylon (envio incluido): 38€
Modelo: GGB SPV2
Plazo de entrega: 21 días
Ancho de asas: 20mm

Más info: GasGasBones

Hay aficiones y aficiones. La nuestra reconozcamoslo, no es precisamente saludable al bolsillo. Ya que en un reloj nos podemos llegar a gastar 6-7 veces el salario mínimo ínter profesional imperante en un país. En este punto, comienza a entrar la capacidad del coleccionista de renovar sus ilusiones invirtiendo poco dinero. Así los accesorios de los relojes se han convertido en un negocio de una importancia vital y de un reciclaje fácil y rápido de cualquier pieza relojera. Podemos ver así, como relojes de 4 cifras cambian completamente su look con apenas una nueva correa NATO de 15 euros. Es más, relojes que en su conjunto no te gustan, pueden llegar a convertirse en imprescindibles por haberle quitado un armis y ponerle una correa de cuero. Correa Nato reloj Omega Así llegamos a nuestro caso. Hemos cogido un reloj de nuestra colección, un Omega Speedmaster Professional Plexi, un reloj eterno sin dudas, y hemos pretendido darle un pequeño giro hacia lo que fue en su momento cúspide. Muchos de vosotros ya conoceréis la marca Gas Gas Bones. Un fabricante artesanal inglés con una historia muy bonita detrás de sus productos. 21 días de plazo de entrega, 38 euros, y 1 minuto de manualidades después, tenemos un reloj completamente diferente. un cambio de concepto apto para todos los bolsillos y de un resultado espectacular. Juzgad vosotros mismos. Correa NASA para Omega Precio correa nylon (envio incluido): 38€ Modelo: GGB SPV2 Plazo de entrega: 21 días Ancho de asas: 20mm Más info: GasGasBones]]>