Entradas

Chopard Mille Miglia Racing Colours: Rosso Corsa

En este 2018, Chopard está de fiesta celebrando el 30º aniversario de ser socio y el cronometrador oficial de la prestigiosa carrera Mille Miglia, también conocida como, la corsa la più bella del mondo, la carrera más bella del mundo que reúne a más de 400 automóviles clásicos compitiendo a lo largo de mil millas entre Brescia y Roma. Esta competición es el origen de la colección que este año se reinventa volviendo a sus raíces, con un repertorio de 300 ediciones limitadas por cada uno de los cinco colores, cinco leyendas.

 

Chopard Mille Miglia Racing Colours en British Racing Green y Vintage Blue. Nuestros preferidos

Colores con mucha historia en el motor

Históricamente a principios del Siglo XX, para distinguir la nacionalidad de los pilotos, se designaba un color diferente a cada una de las naciones que competían, Rosso Corsa – Italia, Speed Silver – Alemania, British Racing Green – Reino Unido, Vintage Blue – Francia y Speed Yellow – Bélgica. Siendo esta la razón por la que por ejemplo, Ferrari esté vinculada al color rojo, o Aston Martin al verde. Aunque parezca fortuito, no son más que el resultado de una tradición que se remonta a los orígenes de carreras que han marcado huella como la Mille Miglia.

Cinco iconos de carreras automovilísticas representadas en esta edición especial.

Cronógrafos por excelencia

Impulsados por un movimiento automático, los cinco relojes utilizan una caja de acero inoxidable de 42 mm con un grosor de 12,67 mm, resistente al agua hasta 50 m. La esfera está lacada para las versiones de colores, pulida para el modelo gris. En la esfera destacan sus grandes números arábigos con un plus muy interesante, ofrecen una legibilidad nocturna tremenda gracias a su cuidada luminiscencia, permitiendo por las noches mantener un ojo sobre el taquímetro ubicado alrededor de los índices, sin tener que perder de vista la carretera.

Para cada reloj en su vista posterior, podemos encontrar su característico nombre.

Los nuevos Mille Miglia Racing Colours son el símbolo de la auténtica pasión de Chopard por las carreras automovilísticas clásicas, pasión a la que un auténtico gentleman driver no renuncia jamás. Buena nota de ello la da su mimísimo presidente, el Señor Scheufele que es de sobras conocido como un ácerrimo amantes de estas carreras históricas.

La colección se encuentra ya a la venta y podéis adquirir cada reloj de manera individual a un precio de 5.380 euros.

Chopard nos presenta este reloj fruto de su colaboración con el carrocero italiano Zagato. Está edición limitada a tan solo 1000 unidades (500 en DLC y 500 en oro rosa) se podrá adquirir tan solo en las boutiques de la marca.

Sabemos que la mayoría que nos leéis sois también buenos aficionados al automovilismo pero para aquellos que no conozcáis quién es Zagato dejadme que os haga una breve introducción: Zagato es un especialista en el diseño de carrocerías desde 1919. Han trabajado en proyectos con todas las grandes marcas italianas como Ferrari, Maserati, Alfa Romeo y Lancia, también con firmas británicas como Aston Martin y Bentley.

Zagato y Chopard comparten algunos rasgos comunes. Las dos son empresas familiares y ambas están marcadas por la pasión que sienten sus propietarios por el mundo del automóvil clásico. De su colaboración tan solo cabría esperar un fruto excepcional con un espíritu racing.

El Chopard Mille Miglia Chronograph Zagato muestra un aspecto muy diferente al resto de la colección Mille Miglia. Toma la base del Chonograph GMT y evoluciona en un modelo de diseño mucho más moderno. Detalles como la esfera grabada con el emblema de Zagato «Z» y la utilización de un acabado DLC negro para la caja de acero refuerzan su carácter único dentro de la colección Mille Miglia.

Mención especial también para la correa que recuerda a los clásicos trabajos del carrocero milanés. Sus volúmenes, rebajados por un surco central, y el pespunte rojo vivo del cuero evocan la arquitectura de techo en doble burbuja y los acabados de la guarnicionería de algunos de los trabajos mas característicos de Zagato.