Entradas

omega_seamaster_bond_01

Ayer pasé por la boutique de Omega y ya tenían el nuevo Omega Seamaster Aquaterra 150M James Bond. Hasta aquí todo en orden, sino hubiese sido porque hace una semana y algo los suizos sacan otra edición limitada de un reloj para completar la ultima película de la saga Bond, en este caso Spectre.

Nos ha resultado raro el caso, porque este lanzamiento se ha producido a mitad de camino de Basel (donde Omega suele presentar sus propuestas) y el estreno del film. No obstante, creemos que tenemos argumentos de sobra para entenderlo.

Nuestra suposición

Lo primero es que Daniel Craig siempre ha sido muy de Rolex, y esto lo sabe Omega, es más durante las presentaciones de «Quantum of Solace» y «Casino Royal» ya había llevado varios Rolex (Milgauss GV, Daytona Panda y algún Submariner 6538 vintage) aun estando la película patrocinada por Omega.

Es por tanto que no nos resultaría extraño que el bueno de Daniel Craig haya pedido a Omega que saque un reloj más acorde con lo que marca la tradición del agente 007 y en lugar de un Aquaterra, mejore su reciente revisión del Omega Seamaster 300 y lo lance como acaba de hacer. En ese caso, bravo por él, porque la pieza que han sacado es digna, ahora sí, del famoso agente británico.

Comparativa Omega semaster 300 Spectre

Omega Seamaster 300 vs. Omega Seamaster 300 Spectre Limited Edition

  • Correa NATO en lugar de armis de acero. Como manda la tradición militar. Para los más puristas, Sean Connery no llevaba una correa NATO, sino una simple de tira de regimiento en nylon (oliva, borgoña, azul marino) parece ser que de un cinturón. Evidentemente en la actualidad eso se ha actualizado con una correa NATO negra y gris.
  • Bisel BI-direccional y marcando horas en lugar de minutos. Al ser BI significa que podrá utilizarse el bisel como un GMT.
  • No hay luminova a las 12 del bisel, para favorecer aun más si cabe la anterior función GMT.
  • Punta del segundero en forma redonda en lugar de flecha. Es un mero detalle estético que le da un toque exquisito.
  • Desaparece las 12h de la esfera y le da más visibilidad y limpieza al conjunto agrandando el logo de Omega.
  • El precio rondará los 5.800 euros. Relativamente más caro que el modelo con armis de acero. Esto no lo entendemos, porque el precio de coste es lógicamente inferior. Pero, en temas de precios nunca entramos.
  • Edición Limitada a 7007 unidades. Limitada lo que se dice limitada, tampoco es que sea.

Resumen

El conjunto es mucho más interesante, de todas las personas (+30) a las que le he preguntado cual les gustaba más, el 100% de ellas ha respondido que la Edición limitada. Así que esta vez, Omega no ha fallado el tiro.

Omega James Bond Spectre

omega_seamaster_bond_01

Ayer pasé por la boutique de Omega y ya tenían el nuevo Omega Seamaster Aquaterra 150M James Bond. Hasta aquí todo en orden, sino hubiese sido porque hace una semana y algo los suizos sacan otra edición limitada de un reloj para completar la ultima película de la saga Bond, en este caso Spectre.

Nos ha resultado raro el caso, porque este lanzamiento se ha producido a mitad de camino de Basel (donde Omega suele presentar sus propuestas) y el estreno del film. No obstante, creemos que tenemos argumentos de sobra para entenderlo.

Nuestra suposición

Lo primero es que Daniel Craig siempre ha sido muy de Rolex, y esto lo sabe Omega, es más durante las presentaciones de «Quantum of Solace» y «Casino Royal» ya había llevado varios Rolex (Milgauss GV, Daytona Panda y algún Submariner 6538 vintage) aun estando la película patrocinada por Omega.

Es por tanto que no nos resultaría extraño que el bueno de Daniel Craig haya pedido a Omega que saque un reloj más acorde con lo que marca la tradición del agente 007 y en lugar de un Aquaterra, mejore su reciente revisión del Omega Seamaster 300 y lo lance como acaba de hacer. En ese caso, bravo por él, porque la pieza que han sacado es digna, ahora sí, del famoso agente británico.

Comparativa Omega semaster 300 Spectre

Omega Seamaster 300 vs. Omega Seamaster 300 Spectre Limited Edition

  • Correa NATO en lugar de armis de acero. Como manda la tradición militar. Para los más puristas, Sean Connery no llevaba una correa NATO, sino una simple de tira de regimiento en nylon (oliva, borgoña, azul marino) parece ser que de un cinturón. Evidentemente en la actualidad eso se ha actualizado con una correa NATO negra y gris.
  • Bisel BI-direccional y marcando horas en lugar de minutos. Al ser BI significa que podrá utilizarse el bisel como un GMT.
  • No hay luminova a las 12 del bisel, para favorecer aun más si cabe la anterior función GMT.
  • Punta del segundero en forma redonda en lugar de flecha. Es un mero detalle estético que le da un toque exquisito.
  • Desaparece las 12h de la esfera y le da más visibilidad y limpieza al conjunto agrandando el logo de Omega.
  • El precio rondará los 5.800 euros. Relativamente más caro que el modelo con armis de acero. Esto no lo entendemos, porque el precio de coste es lógicamente inferior. Pero, en temas de precios nunca entramos.
  • Edición Limitada a 7007 unidades. Limitada lo que se dice limitada, tampoco es que sea.

Resumen

El conjunto es mucho más interesante, de todas las personas (+30) a las que le he preguntado cual les gustaba más, el 100% de ellas ha respondido que la Edición limitada. Así que esta vez, Omega no ha fallado el tiro. Omega James Bond Spectre]]>

Gracias a la colaboración de TAG Heuer España dispuse de una unidad a prueba durante una semana y os expongo aquí mis consideraciones que espero que puedan ayudar a alguien que esté pensando comprar un TAG Heuer Carrera.

El  Carrera es uno de esos pocos relojes que han marcado la historia de la relojería. Quizá haya quien penalice el hecho de que sus calibres son de origen ETA-Valjoux o derivados de Dubois-Depraz, pero el nuevo Calibre 1887 desarrollado «in-house» por TAG Heuer que ya montan algunos relojes de la colección Carrera previsiblemente irá supliendo al resto de maquinarias (Calibre 16, 17 en las versiones cronógrafo). Sin olvidar el enorme esfuerzo que está realizando la marca desarrollando relojes tan sorprendentes y complejos como el Mónaco V4 o el Mikrotourbillons.

TAG Heuer es una marca que genera cierta controversia entre el aficionado «freak-relojeril». La excesiva exposición de la firma en los medios de comunicación a través de sus embajadores (Leo Dicaprio, Cameron Diaz, etc..) suele utilizarse como argumento en contra de sus relojes. Pero las críticas, un tanto vacías, se centran en su estrategia de marketing porque sobre su calidad nadie puede hablar mal.

Breve historia de la colección Carrera de TAG Heuer:

El primer Heuer Carrera data de 1963. Su diseño original se lo debemos a Jack Heuer, nieto del fundador de la marca, que durante la década de los 60 afianzó el nombre de la marca asociada al mundo del automovilismo. Precisamente el nombre «Carrera» hace referencia a la entonces popular y peligrosa Carrera Panamericana que cruzaba México desde Guatemala hasta la frontera de los EE.UU. La producción del Carrera ha sido más o menos continua desde los años 60.

El principal hito del Heuer Carrera original fué la disposición de contadores y taquímetro poco habitual en la época que facilitaba la lectura y permitía un diseño de esfera más «limpio» y amplio.

Si observamos los catálogos de entonces nos llamará la atención el diseño tan similar entre los relojes de los 60 y 70 y los actuales. Detalle que nos da buena medida de la calidad de diseño original que hoy sigue siendo vigente.

Precio relojes TAG Heuer años 60,70 y 80

En los años 60 un Carrera costaba entre 90 y 240 dólares. (fuente: Heuer Carrera History)

Los secretos del reloj:

El modelo de TAG Heuer que la marca me ha prestado para realizar este análisis es el Carrera Calibre 16 ref:CV2A12.FC6236 con esfera de color chocolate y correa de piel marrón. Si observamos toda la colección Carrera veremos que se pueden dividir en dos grupos diferenciados: los de estética más clásica o vintage (ya sean cronógrafos o solo hora) y los de corte más deportivo. La unidad a la que tuve acceso pertenecería a el segundo grupo, pero su particular color de esfera y la correa de piel camuflan en cierta manera su espíritu deportivo que sin embargo queda reflejado en otros detalles como el pulsador de puesta en marcha del cronógrafo y las agujas rojas.

La caja fabricada en acero tiene un tamaño de 40,5mm, ligeramente inferior al resto de cronógrafos Carrera que oscilan entre 41mm y 43mm. Aunque su diámetro no es exagerado, debido a su grosor el reloj parece a primera vista más grande de lo que realmente es.

He de reconocer que antes de probar el reloj tenía ciertos prejuicios sobre él que resultaron infundados. Todos los TAG Heuer Carrera cronógrafos que había tenido entre mis manos llevaban el brazalate metálico. Como ya os he contado en otras ocasiones los relojes demasiado grandes me resultan incómodos y la combinación caja grande o gruesa más brazalete no me suele gustar nunca. Elegir un modelo con correa de piel me pareció un acierto. El cierre automático desplegable es muy cómodo y facilita muchísimo el ajuste rápido de la longitud de la correa.

Diseño de la esfera y detalles de los acabados:

Si algo suelo destacar de los relojes TAG Heuer son sus excepcionales acabados.  En la esfera del Carrera Calibre 16 se han sustituido los índices horarios numéricos por indicadores de minutos (del 05 al 60) aplicados en relieve.  Las subesferas del cronógrafo están en posición vertical y el segundero horario está situado a las 9h. Me gusta el detalle de destacar con un relieve plateado los contadores del cronógrafo para diferenciarlo del segundero (no confundir con el segundero central que es el del cronógrafo). La fecha, con función «day-date» está enmarcada en un cajetín plateado y coronada con el escudo de TAG Heuer en relieve.

Todos estos índices aplicados, relieves y subesferas biseladas encarecen mucho los relojes pero transmiten una sensación de calidad muy superior al de las esferas impresas.

El movimiento:

Este Carrera está dotado de un calibre de remonte automático denominado Calibre 16 desarrollado a partir de un calibre base Valjoux 7750 (a este mismo calibre Breitling lo llama Calibre 13 y Omega Calibre 1152). El movimiento, que puede verse a través del cristal de zafiro de la tapa posterior, se ha personalizado con un rotor diseño de TAG Heuer y con puentes y platinas con acabados tipo Côte de Genève.

¿Qué podemos esperar de su calidad? No hay calibre cronógrafo más fiable que un Valjoux 7750. No tendrá el pedigrí de un calibre manufacturado (como el TAG Heuer 1887) pero sus décadas en producción avalan un funcionamiento perfecto.

Precio y consideraciones finales:

El precio de este TAG Heuer Carrera Calibre 16 ronda los 3.400€. Si buscamos entre su competencia (Omega y Breitling) directa veremos que está en un precio medio y la calidad de los acabados es muy similar tirando a superior.

¿Mi opinión? Es un reloj que me ha gustado más de lo que esperaba de él. Tenía miedo de que fuera demasiado grande para mi muñeca y no resultó serlo. La esfera chocolate me atrajo por su originalidad. Realmente me costó desprenderme de él…

Más info: TAG Heuer