Entradas

relojes Chopard Grand Prix de Monaco Historique

Chopard siempre ha sabido conjugar lo clásico con lo atrevido. Sus relojes, desde la colección Mille Miglia hasta los guradatiempos L.U.C, tienen un punto moderno que le otorga a su estética un carácter muy especial. Los tres nuevos relojes que componen la colección Grand Prix de Monaco Historique bien valen de ejemplo.

A priori unos relojes con el apellido «Historique», por mucho que se traten de una colección deportiva, transmiten la idea de clásico o vintage. Bien, si observamos los nuevos Chopard la imagen preconcebida que podamos tener con tan solo haber escuchado su nombre desaparecerá. Tampoco hablaremos de un diseño ultra-futurista o extravagante, pero si que observaremos detalles especiales:

Para empezar lo más «chillón» (nunca mejor dicho), el color amarillo. Una tonalidad poco habitual que consigue que el reloj sea fácilmente reconocible y que le imprime un personalidad única. La agujas horarias favorecen  aún más el contraste al estar perfiladas con un acabado negro. También destaca la numeración, o mejor dicho la ausencia de ella, reservada solo a los índices horarios de las 12 y 6h (según el modelo).

Chopard Grand Prix de Monaco Historique

El tamaño de la caja de esta nueva generación de relojes Chopard ha crecido con respecto a las anteriores. Ahora su diámetro es de unos generosos 44.5 mm, pero se ven compensados por el nuevo diseño de asas que favorecen la ergonomía. En cualquier caso el reloj quedará firmemente ajustado a la muñeca gracias a un correa de piel perforada o una NATO de nylon. La utilización de titanio para la elaboración de la caja también favorece la comodidad por su ligereza.

En el apartado mecánico tendremos para todos los gustos. Podemos optar por un calibre cronógrafo, por un reserva de marcha o por un clásico «solo hora«.

Más info: Chopard

Chopard LUC Qualité Fleurier Baselworld 2014

Cuando hablamos de Chopard en relojería hay dos productos que se nos vienen a la cabeza inconscientemente: colección Happy Diamonds para señora y colección Mille Migia para hombres. Sin embargo, el verdadero pasado reciente, presente y futuro de la casa pasa por unas siglas que nos encantan y de la cuales sus integrantes se sienten muy orgullosos: L.U.C

Durante la feria de Baselworld 2014 todo el mundo puso el flash en el Chopard L.U.C 8HF Power Control, pero aquí un servidor, que es «rarito», se quedó encantado con este reloj que os presento. Su nombre es muy genérico: Chopard L.U.C Qualité Fleurier. Sí, el departamento de marketing no ha hecho su trabajo adecuadamente, pero os aseguro que el de diseño y calidad lo bordó.

Novedad Chopard Baselworld 2014

Se trata de una pieza clásica testada bajo las más estrictas normas suizas existentes, el sello Qualité Fleurier. O sea, aunque sea de corte clásico es una pieza que vale perfectamente para darle guerra el día a día, porque el zarandeo que les dan en el pequeño pueblecito de Fleurier te aseguran que esta preparado de sobras para cualquier contingencia diaria. Los que vivimos de esto y estamos acostumbrados a ver relojes sabemos que hay piezas que aunque de excelsa belleza no pueden tocar la calle por la fragilidad del reloj. En este caso es todo lo contrario.

Vista del calibre Chopard LUC

El guardatiempos esta recogido en unos 39mm de equilibrio estético. El oro rosa de 18kt y la esfera satinada en gris tiburón juegan en casa, a sus anchas, en perfecta armonía. Aunque en las fotos de la nota de prensa la esfera del segundero a las 6h parece más oscura, no es tal. Le completa una fantástica correa negra de aligator. Últimamente, estoy viendo muchas esferas grises, y eso es algo que valoro positivamente porque dan una calidez difícil de igualar.

Calibre automático con microrotor

La mecánica como no podría ser de otra manera es vista a través de un cristal de zafiro en el fondo. Hablamos del calibre automático LUC 96.09-L con 65 horas de reserva de marcha, gracias a dos barriletes. Una de las cosas que más me gustan de esta maquinaria es que la energía la genera un micro-rotor. Soy muy fan de los micro-rotores, ya que me parecen una estupenda solución a nivel de espacio y más cuando presentan estos acabados.

El Chopard L.U.C QF 2014 tiene un precio de 14.830€ y estará en las boutiques a partir de junio 2014.

Chopard nos presenta este reloj fruto de su colaboración con el carrocero italiano Zagato. Está edición limitada a tan solo 1000 unidades (500 en DLC y 500 en oro rosa) se podrá adquirir tan solo en las boutiques de la marca.

Sabemos que la mayoría que nos leéis sois también buenos aficionados al automovilismo pero para aquellos que no conozcáis quién es Zagato dejadme que os haga una breve introducción: Zagato es un especialista en el diseño de carrocerías desde 1919. Han trabajado en proyectos con todas las grandes marcas italianas como Ferrari, Maserati, Alfa Romeo y Lancia, también con firmas británicas como Aston Martin y Bentley.

Zagato y Chopard comparten algunos rasgos comunes. Las dos son empresas familiares y ambas están marcadas por la pasión que sienten sus propietarios por el mundo del automóvil clásico. De su colaboración tan solo cabría esperar un fruto excepcional con un espíritu racing.

El Chopard Mille Miglia Chronograph Zagato muestra un aspecto muy diferente al resto de la colección Mille Miglia. Toma la base del Chonograph GMT y evoluciona en un modelo de diseño mucho más moderno. Detalles como la esfera grabada con el emblema de Zagato «Z» y la utilización de un acabado DLC negro para la caja de acero refuerzan su carácter único dentro de la colección Mille Miglia.

Mención especial también para la correa que recuerda a los clásicos trabajos del carrocero milanés. Sus volúmenes, rebajados por un surco central, y el pespunte rojo vivo del cuero evocan la arquitectura de techo en doble burbuja y los acabados de la guarnicionería de algunos de los trabajos mas característicos de Zagato.

Chopard presenta los 3 primeros modelos de la colección de relojes Classic Racing en utilizar calibres 100% manufacturados.  Los nuevos movimientos se han ensamblado en los talleres de Fleurier Ebauches propiedad del Grupo Chopard.

La colección de relojes Classic Racing, compuesta por la familia Superfast, Mille Miglia y Grand Prix Monaco, es sin duda la más popular de la marca y la que concentra el mayor número de ventas, por lo que la implantación de calibres manufacturados en toda la colección se prevee que durará varios años.

Fleurier Ebauches cuenta actualmente con una capacidad de fabricación de 5.000 movimientos y se espera que para el 2015 se alcance los 15.000. Pese a la relación extraordinariamente cordial entre Chopard y Swatch Group que le garantizan el suministro de calibres ETA para las colecciones de relojes Mille Miglia, Fleurier Ebauches refleja la voluntad de Chopard de verticalizar todo el proceso de producción de sus relojes para asegurar su independencia.

Relojes Chopard Superfast

Chopard Superfast Automatic, Reserva de marcha y Chronograph:

Presentando las funciones de horas, minutos, segundos y calendario en una ventana a las 6h, el nuevo Superfast Automatic está equipado con el calibre automático Chopard 01.01-M, totalmente concebido, desarrollado y realizado en los talleres de Fleurier Ebauches. Certificado cronómetro COSC, dispone de una reserva de marcha de 60 horas. Su caja de 41 mm de diámetro en oro rosa de 18k es sumergible hasta 100 metros.

Otra versión de este movimiento excepcional equipa al modelo Superfast Power Reserve. Bautizado como Chopard 01.02-M, esta evolución propone las funciones de horas, minutos, segundero pequeño a las 6h, calendario en una ventana a las 3h e indicador de reserva de marcha en una sección a las 9h. Todavía más imponente, su caja de oro rosa de 18k tiene un diámetro de 45 mm.

Igualmente potente y dotado de una caja de 45 mm de diámetro, el modelo Superfast Chronograph alberga el calibre Chopard 03.05-M, un movimiento mecánico automático que presenta las funciones de horas, minutos, segundero pequeño a las 6h, calendario en una ventana a las 4h30, escala taquimétrica grabada sobre el bisel y cronógrafo con segundero en el centro, contador de los minutos a las 3h y de las horas a las 9h.

Acabados de los calibres manufacturados:

Incluso los calibres se han beneficiado de una preparación muy especial. Todos los puentes han sido trabajados formando una serie de delicadas líneas paralelas, a fin de conceder al movimiento un aspecto inspirado en las rejillas de la calandra de los radiadores de los coches antiguos. Se trata de un acabado inédito que no se cansarán de admirar a través del fondo abierto de la caja.

calibre manufactura chopard superfast

Recordad que de 1996 Chopard dispone de la división Manufacture encargada de manufacturar  los calibres L.U.C que montan sus modelos de alta relojería.

Más info: Chopard

Chopard LUC 8Hz

En tan solo 16 años Chopard ha creado una división de Alta Relojería, denominada L.U.C, con capacidad de desarrollar relojes que pueden competir con cualquier creación de las grandes marcas como Patek, Vacheron o Lange.

Es realmente injusto que cuando pensemos en la marca de relojes de la familia Scheufele nos quedemos solo con los modelos deportivos de Mille Miglia y obviemos por desconocimiento el extraordinario catálogo de modelos manufacturados que nacen en su taller de Fleurier.

Durante la pasada feria de Basilea 2012 tuvimos la oportunidad de conocer las novedades de Chopard entre la que destaca el reloj LUC 8HF que hoy os presentamos.

El nuevo Chopard LUC 8HF es el primer reloj dotado de un calibre con escape de alta frecuencia que recibe el certificado COSC. Su corazón late a 8Hz en lugar de los habituales 4Hz, o lo que es lo mismo: a 57.600 alternancias por hora. Chopard no se ha conformado en crear un calibre único si no que el diseño del escape se ha pensado para que pueda re-utilizarse adaptándolo al resto de calibres L.U.C

La ventaja principal de la Alta Frecuencia es la mejora de la precisión del reloj. Entonces, ¿Por qué hasta la fecha solo Chopard ha obtenido el certificado COSC para un calibre de estas características? La pregunta queda en el aire. Pero también existen inconvenientes como la mayor necesidad de energía. Aún así los ingenieros de Chopard han conseguido con un solo barrilete una reserva de marcha de 60 horas.

Nos llamará la atención:

Cuando observemos el reloj podremos ver fácilmente, más si lo comparamos con un reloj de 4hz, que la aguja segundera gira con un movimiento continuo más suave.

El diseño del Chopard LUC 8HF:

Vanguardista sin salirse del clasicismo. En mi opinión fijan las bases de lo que debe ser un reloj clásico del siglo XXI. No rompe con el pasado pero tampoco se queda estancado en diseño.

La caja ha sido fabricada en titanio y tiene un diámetro de 42 mm. La corona se ha desplazado a las 4h. En la tapa trasera del reloj se ha incluido una lupa para poder observar el movimiento del escape del calibre.

La esfera es muy limpia y de color plata. Para resaltar más el suave deslizamiento de la aguja segundera la subesfera es de color negro con detalles en rojo que refuerzan el aire deportivo y tecnológico del Chopard LUC 8HF.