Este mes de septiembre tiempodelujo fue invitado de excepción a la entrega de uno de los relojes más especiales del momento. Se trata del Richard Mille RM 010.

Richard Mille es una de las marcas emblemáticas del momento dentro de la relojería de lujo. Sus modelos son de un gran atractivo.

El lugar de la entrega del Richard Mille fue la relojería Rabat, del Paseo de Gracia en Barcelona. Como siempre, Rabat es Rabat. El ambiente fue sublime. El exquisito trato de Rabat, su selecto ambiente y lo más importante, la sensación de estar en un lugar donde nada es imposible. Esteban Rabat y todo su equipo, nos trataron como siempre y a parte de hacer entrega del RM a uno de nuestros mejores amigos de tiempodelujo, pudimos admirar y tocar el RM torbellino de oro rosa, una pasada de reloj valorado en más de 180.000 euros. Richard Mille es una marca joven que apuesta por modelos bastante deportivos. No olvidemos el modelo RM Felipe Massa, piloto de la escudería Ferrari de Fórmula 1. Para muchos, Richard Mille es la Fórmula 1 de la relojería. De hecho, Richard Mille ha patrocinado, desde su inicio en el año 2000 a pilotos con mucho futuro en la Fórmula 1, entre los que destacan Lewis Hamilton y Alexandre Premat. Para Richard Mille la creación de un reloj emula la forma de pensar del sistema de desarrollo existente en el mundo de la Fórmula 1. Su diseño es tan novedoso, tan rompedor, que no ha tardado en situarse en la primera línea de la relojería de lujo. Poseer un Richard Mille es poseer algo grande, una pieza brutal y muy exclusiva.

Jaume Casamitjana, de Rabat, nos hizo una breve explicación del reloj en sí. Nos explicó paso a paso cada pieza del reloj, así como las especificaciones más importantes del mismo. También comentó el porqué de Richard Mille y de su potencial. Todos coincidimos, Richard Mille es una gran marca y en el futuro oiremos aún mejores cosas.

El Richard Mille RM 010 es un reloj precioso. Sólo verlo ya compensa la friolera de casi 37000 euros que tienes que pagar para poseer uno. Tenerlo puesto en la muñeca produce una sensación de bienestar que pocos relojes pueden conseguir. El diseño es tan bonito, que cuesta desprenderse de él incluso para ir a dormir. Es una pieza única que se hace querer.

Debemos decir que nunca habíamos visto un Richard Mille de cerca. Es el típico reloj que uno suele ver en las revistas especializadas, en páginas de internet, etc. Os podemos asegurar que el Richard Mille en vivo es un auténtico pepino, un relojazo con todas sus palabras. Hay muchas cosas a destacar, como la caja de titanio, que pesa muy poco, los doce tornillos de la caja, la maquinaria visible por la parte trasera del reloj, etc. Pero si destacamos algo por encima de todo, es el sistema que tiene la ventana que nos muestra los días del mes, situada a las 7. Es un sistema nunca visto. La caja es esquelética, esto es, muestra todos los números de una forma transparente. Los números de las horas, son fijos y no se mueven del mismo lugar, pero los números que muestran los días del mes van flotando por toda la caja. Es un mecanismo brutal.

El Richard Mille RM 010 tiene un rotor con geometría variable. También dispone de un sistema de doble barril que ayuda a mejorar la estabilidad de giro durante un mayor tiempo. Cuenta con una reserva de marcha de 55 horas y es impermeable hasta los 50 metros de profundidad. La correa es de piel sintética, un poco sencilla para el tipo de reloj que es. Quizás porque Richard Mille quiera darle más importancia a la caja, pero en nuestra opinión, una correa más trabajada le daría al reloj un aire aún más bestia.

Otro dato importante. Son necesarias 68 intervenciones para la creación de los tres componentes principales, que son el bisel, la sección central y la parte trasera de la caja. Aquí podemos ver lo trabajado que está este Richard Mille. Podemos decir que es una pasada. Al ver la caja, valoramos mucho el esfuerzo por realizarla. Las dimensiones de la caja hacen que el reloj puesto en la muñeca produzca una sensación agradable y muy cómoda. Tiene una ergonomía perfecta. Mide 48 x 39,30mm y 13,84 mm de grosor. No decir cabe que el cristal anterior y posterior de este Richard Mille son de zafiro antireflectante.

El Richard Mille RM 010 tiene un calibre RM005-S, movimiento automático con funciones de hora, minutos y la espectacular función de fecha comentada anteriormente.

Para tiempodelujo fue una grata mañana. El poder observar, tocar, fotografiar y probar un reloj de lujo de estas características supuso una experiencia inolvidable. Esperemos en el futuro poder realizar más reportajes sobre relojes que os interesen a vosotros, los seguidores de tiempodelujo.

Bell&Ross Hydromax 11100m, el reloj de buceo que alcanza la mayor profundidad posible.

Todos asociamos los relojes Bell&Ross a la aviación, con su serie inspirada en los aviones de combate. Lo que muchos desconocíamos es la extensa gama de relojes que posee esta firma. En esta ocasión de todo su catálogo nos hemos ido a fijar en un modelo, que en principio puede pasar desapercibido, llamado B&R Hydromax.

¿Qué tiene de especial? Sencillamente que puede soportar una presión de 1.110 bares (Si, ya se. Muchos aguantáis mucho más en cada salida nocturna) o lo que es lo mismo 11.100 metros de profundidad. Ahí, en ese lugar abismal donde vuestro cuerpo quedaría aplastado por la presión, él seguiría dando la hora.

El Hydromax ha tenido que soportar test en cámaras hyperbáricas que reproducen las condiciones más extremas de inmersión submarina. Su eficiencia responde a una gran innovación técnica: Su caja está llena de un aceite trasparente denominado Hydroil. Que permite una perfecta estanquidad y una fácil lectura incluso en condiciones extraordinarias.

El Hydroil sufre en función de la temperatura a la que está sometido una dilatación o una compresión, para compensar este efecto Bell&Ross tiene patentado un sistema de fondo de caja especial.

Moldeado en el centro del fondo roscado, un disco flexible de caucho se «contrae» o «hincha» según las variaciones de volumen del líquido. Una placa metálica se ocupa de proteger el mecanismo de la deformación experimentada por el caucho.

Sus características técnicas son:

Monta una mecánica de cuarzo calibre ETA 955.612 de 7 rubíes, antimagnética, anti choque, indicación de horas, minutos y segundos, indicación y corrección rápida de fecha, ajuste de la hora con paralización de segundos.

La caja es de acero satinado, que contiene el aceite Hydroil. El bisel giratorio es unidireccional graduado en 60 minutos.

La esfera se puede elegir entre negra o blanca con tratamiento anti-reflectante y antiu-U.V.

Si nos fijamos atentamente podremos observar unos agujeros en las 12h (salida de aire) y a las 6h (entrada de aceite) que son respectivamente conductos de evacuación y llenado de aire e Hydroil.

La corona roscada está protegida por la forma de la caja. El cristal es de zafiro con tratamiento anti-reflectante.

Este modelo se presenta junto a 3 correas diferentes, de acero, plástico anti-choque y de tela sintética con fijación de velcro.

Por si las características excepcionales de este reloj pudieran parecer pocas, el Hydromax de Bell&Ross se presenta en una hermoso maletín estanco, insumergible (flota en el agua) y ultraresistentente. Para no quedarse corto, el propio maletín tiene una válvula de ruleta situada detrás de la empuñadura que garantiza la apertura en caso de compresión del maletín (como por ejemplo después de un viaje en avión.)

 Para acabar quiero contaros un pequeño secreto. Realmente este reloj ha llegado a soportar 1200bares de presión, pero se declara que su profundidad máxima es de 11000 metros. Sencillamente porque este es el punto más profundo de la Tierra, la Fosa de las Marianas.

Precio: 2300 euros

Todos asociamos los relojes Bell&Ross a la aviación, con su serie inspirada en los aviones de combate. Lo que muchos desconocíamos es la extensa gama de relojes que posee esta firma. En esta ocasión de todo su catálogo nos hemos ido a fijar en un modelo, que en principio puede pasar desapercibido, llamado B&R Hydromax.

¿Qué tiene de especial? Sencillamente que puede soportar una presión de 1.110 bares (Si, ya se. Muchos aguantáis mucho más en cada salida nocturna) o lo que es lo mismo 11.100 metros de profundidad. Ahí, en ese lugar abismal donde vuestro cuerpo quedaría aplastado por la presión, él seguiría dando la hora.

El Hydromax ha tenido que soportar test en cámaras hyperbáricas que reproducen las condiciones más extremas de inmersión submarina. Su eficiencia responde a una gran innovación técnica: Su caja está llena de un aceite trasparente denominado Hydroil. Que permite una perfecta estanquidad y una fácil lectura incluso en condiciones extraordinarias.

Image El Hydroil sufre en función de la temperatura a la que está sometido una dilatación o una compresión, para compensar este efecto Bell&Ross tiene patentado un sistema de fondo de caja especial.

Moldeado en el centro del fondo roscado, un disco flexible de caucho se «contrae» o «hincha» según las variaciones de volumen del líquido. Una placa metálica se ocupa de proteger el mecanismo de la deformación experimentada por el caucho.

Sus características técnicas son:

Monta una mecánica de cuarzo calibre ETA 955.612 de 7 rubíes, antimagnética, anti choque, indicación de horas, minutos y segundos, indicación y corrección rápida de fecha, ajuste de la hora con paralización de segundos.

La caja es de acero satinado, que contiene el aceite Hydroil. El bisel giratorio es unidireccional graduado en 60 minutos.

La esfera se puede elegir entre negra o blanca con tratamiento anti-reflectante y antiu-U.V.

Si nos fijamos atentamente podremos observar unos agujeros en las 12h (salida de aire) y a las 6h (entrada de aceite) que son respectivamente conductos de evacuación y llenado de aire e Hydroil.

La corona roscada está protegida por la forma de la caja. El cristal es de zafiro con tratamiento anti-reflectante.

Este modelo se presenta junto a 3 correas diferentes, de acero, plástico anti-choque y de tela sintética con fijación de velcro.

Image

ImagePor si las características excepcionales de este reloj pudieran parecer pocas, el Hydromax de Bell&Ross se presenta en una hermoso maletín estanco, insumergible (flota en el agua) y ultraresistentente. Para no quedarse corto, el propio maletín tiene una válvula de ruleta situada detrás de la empuñadura que garantiza la apertura en caso de compresión del maletín (como por ejemplo después de un viaje en avión.)

 Para acabar quiero contaros un pequeño secreto. Realmente este reloj ha llegado a soportar 1200bares de presión, pero se declara que su profundidad máxima es de 11000 metros. Sencillamente porque este es el punto más profundo de la Tierra, la Fosa de las Marianas.

Precio: 2300 euros

]]>

Panerai Radiomir.  Objeto de culto para los apasionados de los relojes mecánicos

 

Corrían los años 30 cuando Officine Panerai, suministrador de la Marina Real italiana, empezó a fabricar relojes de pulsera.

ImageEntre los primeros relojes, Panerai creó un reloj sumergible para el primer grupo de buzos (hombres rana).  Ese primer reloj se caracterizaba por su gran tamaño, su hermeticidad y la clara legitibilidad para cualquier submarinista.  El reloj debía ser robusto, que soportara grandes presiones y que fuera sencillo de leer para cualquier condición de uso.

En 1938, Panerai presentó una pieza con una caja de 47 mm de diámetro en forma de almohadilla, con unas asas metálicas soldadas a la caja.  Presentaba también un fondo de caja atornillado y una corona también atornillada.

ImageEl movimiento, el fondo y la corona eran de Rolex.  Era un cristal transparente y muy fuerte.  La esfera estaba revestida de material luminiscente para poder ver la hora debajo del agua sin mucha luz.  La correa era de cuero resistente al gua y más larga de lo normal, ya que los buzos se lo tenían que poner por encima del traje de buzo. 

A partir de este reloj, una especie de modelo “prototipo”, se empezó a evolucionar hacia la producción de pequeñas series con algunas modificaciones, sobretodo en la esfera.

En los informes de la Marina italiana sobre el reloj prototipo criticaban que no se podía leer bien la hora, cosa que obligó a Penerai a ponerse las pilas y mejorar de forma considerable la esfera.

Una nueva versión mejorada del prototipo utilizó una construcción de dos esferas superpuestas, que consistía en un disco superior, de color negro, con marcadores de hora perforados y números árabes a las 3, 6, 9 y 12 horas y un disco inferior con cifras en relieve, cubiertas por una capa de una sustancia radiactiva muy luminosa, compuesta de sulfuro de zinc, mesotonio y bromuro de radio, que daría el gran nombre a la línea: Radiomir.

A finales de los noventa, un público coleccionista, muy purista de la relojería de submarinismo demandaba el resurgimiento de la colección Radiomir.  Los Radiomir eran piezas con mucha personalidad y muy distinguidos.

En 2004, Panerai creó tres nuevos modelos que dieron mucho que hablar: el Radiomir 45 mm Black Seal, el Radiomir 8 Days y el Radiomir GMT.

ImageEl Radiomir GMT/Alarma es la finura máxima.  Es un reloj elegante y distinguido.  La caja es de 42 mm de diámetro, con dos coronas, una a las 2 y otra a las 4.

La gran innovación introducida por el Radiomir GMT es el origen del calibre OP XIII de Panerai, transformado sobre una base de Jaeger LeCoultre.  El segundero se encuentra a las 9 (típico de Panerai), y a las 3 tiene el calendario.

Por otra parte, el modelo 8 Days utiliza un innovador movimiento; el movimiento mecánico de cuerda manual 8 días.

Image

La caja mide 45 mm de diámetro y se compone de tres partes; está fijada con las asas metálicas extraíbles que proporcionan una máxima resistencia.  Asegura una hermeticidad de hasta 100 metros gracias al fondo atornillado y la corona.

Tiene un movimiento mecánico de cuerda manual, con reserva de marcha de 8 días y calibre Panerai OP XIV basado en el calibre JLC 1877, lleva un acabo Cótes de Genève y unos tornillos azules satinados.  El indicador de reserva de marcha marca otra originalidad por su ubicación en el puente del movimiento.

Image

Pero el modelo que quizás haya heredado el estilo de los años 30 sea el Radiomir Black Seal.  Tiene un gran tamaño.  La caja del Black Seal consta de tres partes (bisel, centro de caja y el fondo).  Es hermético hasta los 100 metros.

El Radiomir Black Seal evoca las proezas de los hombres de la Marina italiana que fueron héroes de hazañas legendarias en la guerra.