Después de dejar el listón muy alto con la presentación de la última versión del Royal Oak en 2012, Audemars Piguet se ha centrado este año en desarrollar nuevas piezas que pasarán a completar el catálogo de relojes de la colección Offshore.

A modo de recordatorio y para situarnos en contexto comentar que la colección Offshore se lanzó en 1993 y representaba una evolución deportiva del Royal Oak, modelo diseñado por Gerald Genta en 1972.

Su potente caja ha servido como base para muchas ediciones especiales que han sido piezas muy codiciadas, como el T3 edición Terminator, el Juan Pablo Montoya, el Volcano y tantos otros. Si bien su tamaño y «rotundidad» ha atraído a muchos también le ha pasado factura entre aquellos, como yo, que preferimos relojes más pequeños y con menos altura que sean cómodos de llevar en muñecas pequeñas y queden ocultos bajo el puño de la camisa.

De la nueva colección Audemars Piguet Royal Oak Offshore destacaremos, por razones obvias, el Gran Complicación. Un reloj de los que costará mucho de ver al estar reservado a muy pocos bolsillos. Para AP se trata de un ejercicio de diseño que muestra la gran capacidad técnica de los ateliers de la casa (que se encarga también de desarrollar calibres para otras marcas de prestigio a través de la división Audemars Piguet Renaud et Papi).

Si pensamos en sus posibles competidores no nos será fácil encontrar relojes de corte tan deportivo (caja de titanio y correa de caucho) que presenten tres complicaciones clásicas como la repetición de minutos, el calendario perpétuo y el cronógrafo.

La segunda gran novedad de AP no es un modelo en concreto, si no la utilización por primera vez de la cerámica para la construcción de las cajas de los relojes y como resultado: el nuevo RO Offshore Chrono de 44mm y, que seguro que os gustará más, la tercera generación del Diver.

Si hacéis memoria del Royal Oak Offshore existen 3 versiones: la de acero, la de carbono forjada (2012) y esta última de cerámica. ¿Qué ventajas tiene la caja cerámica respecto a la de carbono? Resulta más económica y es mucho más resistente a los arañazos.

Además el nuevo Diver tiene una característica inédita hasta ahora, y es que incluye por primera vez una tapa de zafiro transparente que nos permitirá observar el calibre AP3120 y que al mismo tiempo garantiza la hermeticidad hasta 300m.

Por poner pegas al nuevo reloj hablaría de la elección del color naranja para el bisel de buceo y las agujas. Es un color bastante visto en este tipo de relojes y que recuerda en exceso al reloj de buceo BR02 de Bell&Ross.

En próximo reportajes ya hablaremos más a fondo de cada uno de los modelos. Perdonad por la calidad de las fotos pero se hicieron en condiciones de luz muy malas y por un fotógrafo, el que aquí escribe, con muy mala técnica.

Más info: Audemars Piguet

0 0 vote
Article Rating