Cuando el diseño de un reloj está realmente bien hecho por muchas décadas que pasen su estética seguirá siendo vigente. Toda la colección de relojes Speedmaster es una gran ejemplo para apoyar la afirmación anterior. Desde el «Moonwatch» hasta cualquiera de sus evoluciones posteriores el Speedmaster sigue seduciendo a los coleccionistas gracias a su diseño, su mecánica y, como no, su historia.

En cada edición de la feria de Basilea Omega nos presenta varias nuevas evoluciones del Speedmaster. En 2013 las estrellas, al menos para nosotros, fueron el Speedmaster Dark Side of the Moon y el Speedmaster «Tintín». En 2014 es el turno del Omega Speedmaster Apollo 11 45 aniversario y del re-editado Mark II.

Sobre el Speedmaster Mark II original de 1969.

Omegas Speedmaster Mark II 1969 original

El mismo año que el hombre – y el Speedmaster – ponían el pie en la Luna Omega presentaba la primera gran evolución del diseño Speedmaster de 1957. Este nuevo reloj pasaba a denominarse Mark II y sería el predecesor de una saga de modelos que mantendrían el apellido Mark (III, IV, V).

El gran cambio que introducía el Mark II con respecto al Speedmaster era el diseño de caja tipo «cojín». El bisel del taquímetro pasaba a ser interior Más allá de los cambios estéticos, el mecanismo del reloj seguía siendo el mismo cronógrafo de carga manual del Moonwatch.

Foto: Speedmaster Mark II – Chronomaddox.com

Omega Speedmaster Mark II 2014 – El sucesor.

El recién estrenado Speedmaster Mark II es prácticamente idéntico estéticamente al reloj de 1969 pero introduce profundos cambios en su mecánica.

A primera vista la caja nos parecerá del mismo tamaño aunque es ligeramente mayor. Los contadores del cronógrafo presentan un biselado que el modelo original no tenía. La aguja segundera del crono también es poco diferente aunque mantiene el espíritu del primer Mark II.

Más detalles estéticos que cambian: La orientación de la numeración del taquímetro. La serigrafía «Professional Mark II» se sustituye por el nuevo apellido «Co-axial Chronometer». Ventanilla de fecha a las 6h.

Omega Speedmaster Mark II 2014

Donde verdaderamente se aleja el nuevo Speedmaster de su antecesor es en su mecánica. La tecnología a avanzado muchísimo en 45 años y sería absurdo renunciar a ella. Ahora el Omega Speedmaster Mark II está equipado con el calibre 3330 de última generación. Es una maquinaria de remonte automático con escape co-axial y espiral de silicio. Este nuevo calibre ofrece además la función de calendario, algo de lo que el reloj original carecía en 1969.

Por último comentaros un detalle llamativo… sobre todo de noche. El taquímetro está formado por dos capas: un disco superior con numeración transparente y un disco inferior de aluminio recubierto de super-luminova.

5 1 vote
Article Rating