sihh

Por fin llegó el día. Mañana lunes 16 arranca el Salón Internacional de Alta Relojería de Ginebra, 5 días en los que nos deleitaremos con las novedades de muchas de las marcas más importantes del sector relojero, desde Audemars Piguet hasta Vacheron Constantin.

Además de la expectación habitual que despierta un evento como éste, el SIHH de este año es especial por dos motivos. El primero, porque es el año con el que más expositores va a contar, pasando de 24 a 30, destacando el retorno de Girard Perregaux después de unos años en Baselworld, y la primera aparición de Ulysse Nardin.

sihh-carre-des-horlogers

Además de manufacturas históricas, la zona Carré des Horlogers, dedicada a las relojeras independientes, contará con firmas como MB&F, HYT o Urwerk, que seguro nos sorprenderán con sus llamativas propuestas.

El otro motivo por el que este SIHH 2017 es más especial que los anteriores es por su apertura de puertas al público, no sólo a los profesionales del sector relojero. Por primera vez en la historia, abrirá sus puertas a cualquiera que quiera disfrutar de tal espectáculo relojero el último día del evento, el viernes 20, desde las 11 de la mañana hasta las 6 de la tarde.

Las entradas tienen un coste de 70 francos suizos, unos 65 euros al cambio, y pueden adquirirse en la página web del SIHH. Apetece un fin de semana en Ginebra, ¿verdad?

sihh-ginebra-2017

Por si alguien se anima, o por si necesitáis un pequeño empujón para animaros a asistir, aquí os dejamos la lista completa de expositores:

A. Lange & Söhne, Audemars Piguet, Baume & Mercier, Cartier, Girard-Perregaux, Greubel Forsey, IWC, Jaeger-LeCoultre, Montblanc, Panerai, Parmigiani, Piaget, Richard Mille, Roger Dubuis, Ulysse Nardin, Van Cleef & Arpels, Vacheron Constantin.

Y en la zona Carré des Horlogers; Christophe Claret, Grönefeld, H. Moser & Cie, Hautlence, HYT, Kari Voutilainen, Laurent Ferrier, MB&F, MCT-Manufacture Contemporaine du Temps, Ressence, RJ-Romain Jerome, Speake Marin, Urwerk

Fin de semana pre-SIHH, pero antes de centrarnos en las novedades que vayamos viendo en Ginebra esta próxima semana tenemos tiempo para ver con qué piezas nos deleitan -u horrorizan- los profesionales del balón en estas últimas semanas. Mucho, mucho -pero mucho- bling bling esta semana, ni siquiera Patek se salva.

Cristiano Ronaldo, recogiendo el premio The Best, con un Tag Heuer Tourbillon con bisel de diamantes baguette.

Andrés Iniesta, deseándonos un feliz 2017 con un Audemars Piguet Diver de carbono forjado.

Maradona, a punto de estrangular a José Mourinho, con el Hublot Big Bang que lleva su nombre. Uno en cada muñeca, claro.

Antoine Griezzman cambia el iWatch con el que lo vimos hace un tiempo por un Patek Philippe Nautilus cronógrafo de oro rosa. Subiendo el nivel a lo bruto.

Ilkay Gündogan con un Rolex Daytona de platino. No es el primer Daytona que le vemos al centrocampista del Manchester City.

Seguimos en la Premier con un ex-madridista. Mesut Özil con otro Rolex Daytona, en esta ocasión de oro rosa.

La dosis habitual de Hublot la pone el delantero de la Juventus, pretendido por Madrid y Barcelona, Paulo Dybala, que luce un Big Bang cerámico.

No vemos qué reloj llevaba el lateral de la Juventus Patrice Evra en la foto anterior, pero en ésta, junto a Higuaín, luce un Frank Muller Crzy Hours.

Seguimos con Hublot y volvemos a la liga española. Benzema, con un Classic Fusion Tourbillon.

Más Hublot y más Real Madrid. Sergio Ramos con un Big Ban Unico Sapphire, con caja de cristal de zafiro.

Y más Ramos, en esta ocasión con un Rolex Daytona de oro. A su lado, Mariano delantero del Real Madrid, con un Submariner.

¿A quién puede pertenecer esta colección de piezas Gagà Milano? Efectivamente, a Neymar.

Ivan Rakitic con un Cvstos The Challenge GT Sealiner Regatta.

Y acabamos con algo que no se ve muy a menudo, un Patek Philippe Nautilus de oro blanco y hasta arriba de diamantes y con un fénix en la esfera y el bisel perteneciente al dueño del Nottingham Forest, Fawaz Mubarak Al-Hasawi.

looktdl65a

Empezamos el año de manera informal, con algunos detalles que no nos hubiera importado que nos trajeran los Reyes Magos, ya sean las botas chelsea de Saint Lauren, que, una temporada más, sigue siendo la firma que mejor aprovecha este tendencia, el portadocumentos de la histórica Smythson, o el Vacheron Contantin Patrimony de oro rosa. Este último yo lo incluí en letras bien grandes en mi carta a los reyes, pero, no sé, se debe haber traspapelado o algo. Por lo demás, vaqueros desgastados, cardigan (ya sea sobre una camisa blanca o en denim, por ejemplo) y abrigo cruzado en beige, para acabar la primera semana del año con un toque clásico.

selecciontdlx

1. Probamos el Ferdinand Berthoud Chronomètre FB1. Antes de que fuera elegido mejor reloj de 2016 en el Grand Prix de Relojería de Ginebra, el Chronomètre FB1 de Ferdinand Berthoud pasó por las manos de Tiempo de Lujo para dejarnos boquiabiertos.

2. Recibimos con los brazos abiertos el esperadísimo Rolex Daytona cerámico. La estrella de Baselworld 2016 y uno de los modelos más esperados por los fanáticos de la firma de la corona. Confesamos que no somos especialmente fans del Daytona por aquí, pero no nos sabría mal hacerle un hueco en nuestro relojero a la versión de esfera blanca.

3. Vimos un Patek Philippe 1518 convertirse, otra vez, en el reloj más caro del mundo. 11 millones de francos suizos, unos 10,2 millones de  euros, es el precio del reloj más caro del mundo que, cómo no, lo firma Patek Philippe. ¿Su predecesor? Efectivamente, era otro Patek Philippe.

4. Comparamos el Tudor Black Bay Bronze con el Oris Carl Brashear. Dos de los culpables de que el bronce esté pegando con fuerza en los últimos meses frente a frente. En una esquina Tudor, y en la otra esquina Oris. Nosotros no fuimos capaces de decantarnos por uno.

5. Pasamos una velada de altos vuelos con IWC. Uno de nuestros eventos relojeros del año, en el que descubrimos las novedades de la colección de aviador de IWC.

6. Hablamos con el director de Montblanc España (y nos enseñó su reloj, claro). ¿Qué reloj lleva un CEO de una marca de relojería? Pues Montblanc Villeret 1858 Chronographe Authentique, nada menos.

7. Lanzamos nuestro bañador #GENTALOVERS. Nos gusta la relojería y nos gusta el verano y la playa…tarde o temprano tenía que pasar. Tiembla, Orlebar Brown.

Como cada año, ahí va nuestra carta a Papá Noel de última hora con algunas de las cosas que no nos importaría recibir esta navidad (ni a vosotros tampoco, que ya nos conocemos). Hemos sido comedidos en la medida de lo posible para todo lo arriba que nos podríamos haber venido. Además, este año nos hemos portado estupendamente, ¿o no?

Biografía de Patek Philippe

regalos-navidad-biografia-patek-philippe

Si tuviéramos que elegir un libro que nos gustaría que nos regalaran este año, sin duda ese sería la biografía autorizada de Patek Philippe, de la que ya os hablamos en su lanzamiento. Más de 500 páginas de historia de la legendaria manufactura que no pueden faltar en la biblioteca de cualquier aficionado a la relojería. La única versión disponible ahora mismo es en inglés y su precio es de 220 francos suizos. Si lo queremos en español habrá que esperar a las navidades de 2018.

Gafas de sol de Brioni

regalos-navidad-brioni

Podríamos decir que este ha sido un gran año para el bronce, y piezas como el Oris Carl Brashear, el Tudor Black Bay Bronze o la nueva colección 1858 de Montblanc son buena prueba de ello. Como también lo son estas gafas de sol de Brioni, que mezclan acetato y bronce en una combinación que no falla. A estas alturas nos seguimos preguntando si hay algo que se le dé mal a Brioni. Su precio; 730 euros.

Libro Tudor Anthology

regalos-navidad-tudor-anthology

Admitámoslo, es fácil que entre los regalos que recibas esta navidad haya algún libro. Así que, por si con la biografía de Patek Philippe no era suficiente, la alternativa más fácil de conseguir es esta antología de Tudor, que repasa la historia de la marca hasta sus modelos actuales. No es que tengamos nada en contra de Carlos Ruiz Zafón, es que a nosotros nos van más estos temas. Su precio; 273 euros.

Correa de Bulang & Sons

regalos-navidad-bulang-and-sons

En cualquier lista de regalos que hagamos es más que probable que se cuele una correa de Bulang & Sons. Este año apostamos por este modelo vintage en azul desgastado con cosido en beige, perfecto para darle a cualquier reloj vintage un aspecto aún más espectacular. La podéis encontrar en la web de Bulang & Sons por 109 euros.

Relojero de Louis Vuitton

regalos-navidad-louis-vuitton

Entre monogram y monogram, los relojeros de viaje se han hecho un hueco en el catálogo de Louis Vuitton. Nos quedamos con una de sus versiones más discretas, en piel Taiga en gris y con capacidad para tres relojes. El precio de este genial compañero de viaje es de 670 euros.

Nintendo Classic Mini

regalos-navidad-nintendo

Añadimos un pequeño punto freak a nuestra carta a Papá Noel con el gadget que ha arrasado este año, la consola Nintendo Classic Mini, con 30 juegos retro entre los que se encuentran Mario Bros, Donkey Kong o Castlevania. Algún juguete teníamos que regalarnos, ¿no? Su precio; 59,95 euros. Ojo, o tenéis un salón muy muy pequeño o necesitaréis el mando inalámbrico si no queréis jugar sentados en el suelo a dos palmos del televisor. Sí, la tengo.

Set de botánicos de Carmencita

regalos-navidad-carmencita

Era esto o un kit para elaborar cerveza en casa, y no nos vemos en plan destilería ilegal de la época de la ley seca (aunque ahora, tal cual lo escribo, no parece tan mala idea). No es que seamos especialmente snobs con el gin-tonic, pero seguro que daríamos buena cuenta de este set de botánicos. Se puede encontrar en Amazon con un precio de 42 euros. Ay, el postureo.

Tudor Black Bay 36

regalos-navidad-tudor

Y acabamos con un reloj, pues sí, que para eso nos hemos portado de manera ejemplar durante todo este año. Además, podríamos habernos venido mucho más arriba y exigir, qué sé yo, un Ferdinand Berthoud, pero no, somos prudentes y pedimos, amablemente, que nos regalen un Tudor Black Bay 36. Discreto, versátil y con todo el encanto del Black Bay, pero en un tamaño -36 milímetros- que lo convierte en una opción perfecta para llevar bajo la americana y la camisa.  Su etiqueta marca 2.390 euros.

cartier-brazalete-love

A estas alturas, el icónico brazalete Love de Cartier no requiere presentación alguna. Es uno de los compañeros perfectos para aquellos que no quieren llevar el reloj en solitario y prefieren complementarlo con alguna pulsera, de hecho no es ni la primera vez ni la segunda que hablamos de él. Su forma oval y sus tornillos lo han convertido en, pues eso, un icono.

Un icono que se renueva de cara a 2017, aunque mantiene la esencia del modelo original creado por el diseñador Aldo Cipullo en 1969. Misma forma, mismos tornillos, mismo cierre atornillado, la única diferencia radica en su grosor. Y es que esta nueva versión es considerablemente más fina que sus modelos predecesores.

cartier-love-bracelet

Como siempre, estará disponible en oro blanco, rosa y amarillo, además de en diferentes combinaciones con diamantes.

A nosotros nos parece una de las opciones más interesantes, en cualquiera de sus variaciones, con las que acompañar un reloj, y más aún desde que nos hemos enterado de que Frank Sinatra llevaba uno de estos brazaletes Love a juego con su esposa Nancy.

cartier-love

looktdl64

¿Aún con las compras navideñas sin resolver? Tranquilo, nosotros estamos en la misma situación. En breve publicaremos nuestra habitual guía de regalos de última hora sobre qué regalarle a un lector (o editor, oiga) de Tiempo de Lujo y acertar de pleno, pero por el momento nos conformamos con nuestra propuesta de atuendo para hoy. Combinación habitual de este invierno en beige y negro (los vaqueros negros son uno de los must de esta temporada), aderezado con unos buenos oxford con picados y un abrigo que, en esta ocasión, dejamos a vuestra elección (Paul Smith, Burberry o Hackett son tres marcas que nos vienen a la mente para no fallar). En la muñeca algo discreto pero con estilo, un Tangomat Datum con esfera de rutenio. Y si es con una de sus correas Shell Cordovan, mucho mejor.

moorer-verona-chaquetas-2016

Descansamos hoy de actividad para hablar de otro complemento -o prenda, más bien- necesario para las temperaturas que tenemos últimamente; la chaqueta. Pero no, hoy no vamos a hablar de elegantes abrigos sartoriales, hoy dejamos la elegancia a un lado y hablamos de temperaturas extremas y chaquetas técnicas. Hablamos de MooRER Verona.

MooRER Verona es una marca italiana de chaquetas técnicas -de plumón, vaya- que descubrimos hace poco y que ha llamado nuestra atención. Confeccionadas íntegramente en Italia, la calidad de sus plumones se basa en tres aspectos; especie, procedencia y composición. El relleno de las chaquetas de MooRER Verona está compuesto únicamente por plumón de oca de Siberia, donde el clima extremo favorece el desarrollo de unas características únicas en cuanto a resistencia y capacidad térmica.

moorer-verona-2016

Cada chaqueta de MooRER Verona lleva en la etiqueta información sobre el nivel de aislamiento que proporciona y sobre las temperaturas en las que es adecuado su uso. Sus chaquetas con máximo nivel de aislamiento, consideradas de ‘Invierno polar’ garantizan el confort hasta a temperaturas de -50 grados.

En cuanto a la variedad de modelos que encontramos en su colección, podríamos decir que es la habitual entre marcas de este tipo de prendas, con opciones más o menos discretas que pasan por diferentes tipos de chaquetas, desde chalecos acolchados hasta abrigos largos para sobrevivir al frío siberiano.

moorer-verona-abrigos-2016

El rango de precios va desde los 700 euros de los modelos más básicos hasta los más de 4.000 euros de los modelos de piel.

Más información en la web de MooRER Verona.

frederique-constant-analytics

Navidad se acerca peligrosamente -no tanto como El Corte Inglés dice pero, sí, se acercan- y llega el momento de empezar a pensar en regalos, ya sean para amigos o familiares, o para nosotros mismos, que así acertamos seguro. Hoy os traemos un gadget que no le importaría recibir a cualquier aficionado a la relojería; el nuevo Frederique Constant Analytics.

Ya hemos hablado en más de una ocasión de Frederique Constant, una marca que nos gusta por su apuesta por las complicaciones y los movimientos in house a precios contenidos, además de crear unos relojes estéticamente muy conseguidos, y este nuevo ‘juguete’ ha resultado toda una sorpresa.

frederique-constant-analytics-app

El nuevo Frederique Constant Analytics es una herramienta muy sencilla que permite medir fácilmente la precisión de los relojes mecánicos, es decir, si se adelanta o se atrasa x segundos al día con una precisión de +/- 0,2 segundos. Su funcionamiento es muy simple, simplemente hay que atenazar el reloj con su pinza/clip, y ver qué nos dice su app, disponible tanto para Android como para iOS.

Una alternativa más que digna a sincronizar el reloj con la hora del móvil -o con un reloj atómico, ya puestos- por la mañana y comprobar la desviación por la noche, o a otras opciones aparentemente más complicadas como un cronocomparador.

Su precio es de 99 euros y se puede adquirir en la página web de Frederique Constant.

looktdl63

Visto lo visto, el atuendo adecuado para sobrevivir a la locura del Black Friday debería incluir un casco y un escudo, pero nosotros intentaremos mantener las formas (y si hay que comprar algo, pues ya lo haremos por internet). No arriesgamos en uestro primer atuendo invernal de la temporada; abrigo, cardigan de punto grueso, camisa (si es blanca, mejor), vaqueros slim fit y zapatos oxford (cómo nos gusta Carmina). En la muñeca, aprovechando que estas últimas semanas hemos hablado bastante de Tudor, recurrimos a su Black Bay Bronze para completar un atuendo de lo más casual, pero no por ello menos efectivo.