Montblanc_Villeret_1858_01

Una de las cosas buenas de ser director de marca de relojería es poder llevar siempre un relojazo, cosas del product placement. No obstante, hay otros que llevan muchos años en la marca, y no solo les dejan los relojes, a estos además se los regalan. Y no les regalan relojes cualquiera, ¡no! Solemos hablar de piezas normalmente muy raras y en algunos casos únicas como esta que ya te explicamos en su momento (ver noticia).

Hace un par de semanas con motivo del SIAR madrileño tuvimos la oportunidad de compartir un café súper distendido con el director de Montblanc España. Nosotros que odiamos a muerte las notas de prensa y las entrevistas puramente profesionales, disfrutamos de ese rato como los que más. En fin de cuenta la relojería es pasión y por ello creemos que el contexto perfecto para sacar las buenas anécdotas son esos momentos distendidos que se generan alrededor de una mesa.

Montblanc Villeret 1858 Chronographe Authentique

Cada reloj tiene una historia, y este es el de un regalo de la marca con uno de sus profesionales que cumplía casi una década en sus filas.
El regalo fue este magnífico Montblanc Villeret 1858 Chronographe Authentique que la marca lanzó con ocasión del 150 aniversario de la creación de la manufactura Minerva. A la postre adquirida por Montblanc para reforzar su ADN relojero.
Hablamos de un reloj presentado en SIHH 2007 y que consta de un crono con un único pulsador a las 2. De este modelo solo se produjeron 67 unidades (1 x platino, 8 x oro blanco, 58 x oro rosa) y esta es una de esas 58 unidades en oro rosa.

Montblanc_Villeret_1858_03

El calibre 13.21

El guarda tiempos monta el fabuloso calibre 13.21 que fue creado por Minerva y que Montblanc desempolvó de sus viejos archivos y lo volvió a introducir en producción. A través de su caja officier -estilo clásico de los relojes de bolsillo que podías ver la hora cuando abrías la tapa inferior de la caja- puedes apreciar la belleza de este movimiento de cuerda manual que cuenta con unos acabado de excelsa factura. Por cierto este mismo calibre es el utilizado por el Pulsograph. Un precioso crono de Montblanc que se vendió con una rapidez inusitada y del que ya nos hicimos eco en esta noticia.

Este calibre además tiene un hermano mayor llamado 16.29 que sólo se diferencian en el tamaño. No son precisamente los cronos más innovadores del mercado, pero calcan a la perfección la tradición de la alta relojería, tanto en acabados como en fiabilidad.

Montblanc_Villeret_1858_02

La esfera blanca monta dos contadores uno de segundero y otro de 30 minutos y lleva la frase «Pure Mecanique Horlogère 13-21» en alegoría al ya citado calibre. Sin género de discusiones un guardatiempos que pasará a los hijos de su dueño sin perder un ápice de relevancia, ni excelencia relojera.

0 0 vote
Article Rating