Tudor Heritage Black Bay, novedad Baselworld 2012

Definitivamente este 2012 puede ser el año de consolidación para Tudor. Alejada del viejo estigma de ser la hermana pequeña y pobre de Rolex, ha conseguido alcanzar la madurez con dos relojes que están teniendo muy buena acogida entre los aficionados a la relojería: El Tudor Pelagos y el Heritage Black Bay.

El reloj Tudor Heritage Black Bay se inspira en un modelo de buceo de 1954, que fue evolucionando hasta los años 80. Su esfera abombada ‐un detalle vintage exquisito‐ el inédito color burdeos del bisel o incluso sus agujas “snowflakes” han contribuido al renombre de este modelo emblemático de la época que vio nacer los primeros relojes de buceo.

La caja del Tudor Black Bay tiene un tamaño de 41mm, es hermética hasta los 200m y dispone de un cristal de zafiro abombado. La esfera negra, igualmente abombada, muestra unos grandes índices luminiscentes para una perfecta visibilidad. Como en los índices, el oro rosa de las agujas introduce algo de nostalgia, sugiriendo la oxidación característica de las piezas antiguas. El bisel unidireccional de color burdeos es sin duda el detalle más característico de este modelo.

El reloj Heritage Black Bay se entrega con dos brazaletes, uno en tejido negro y otro, a elegir, en acero o en una exclusiva correa de piel envejecida.

Os recomendamos que le echéis un vistazo al reportaje fotográfico del foro de relojes Watchuseek  sobre el Pelagos y el Blackbay.