Entradas

3777-iwc-aviador-cronografo-150-anos-wristshot

Limitado a tan solo 1.000 unidades. Estamos seguros que, nunca mejor dicho, ¡volarán!

No recordábamos un aniversario tan prolífico desde aquel de Cristiano Ronaldo, Kevin Roldán y el Hublot full pave. ¿Os acordáis? No, ahora en serio. Lo del 150 aniversario de IWC está siendo de escándalo. Ya estábamos más que conquistados con las ediciones especiales del Portugués, y más aún con el espectacular tributo a Pallweber. Pero es que ahora que ha caído en nuestras manos el nuevo IWC Reloj de Aviador Cronógrafo ‘150 años’ estamos viviendo una segunda -o tercera, o cuarta … ya hemos perdido la cuenta- luna de miel.

edicion-especial-377725

En la parte posterior de la caja encontramos la leyenda conmemorativa al 150 Aniversario de la marca.

IWC sabe cómo sacarle partido al blanco en su relojes de aviador

En esencia, estamos ante una nueva versión del icónico 3777, o Reloj de Aviador Cronógrafo, al que estamos habituados a ver con la clásica esfera negra propia de los pilot de IWC, y que también habíamos visto ya con la esfera azul noche de la edición especial Le Petit Prince, que en esta ocasión se viste de blanco. Y le queda genial, para qué darle más vueltas. A estas alturas, todos conocemos que IWC ha apostado tanto por el blanco como por el azul lacado para sus esferas de su colección de aniversario, y, claro, estando ya la versión de Le Petit Prince en azul, al 3777 sólo le cabía el blanco.

Un blanco que luce especialmente bien en la familia de relojes de aviador de IWC, prueba de ello es el Mark XVIII que pasó por nuestras manos cuando se presentó en 2016. Pues incluso nos aventuraríamos a decir que a este Reloj de Aviador Cronógrafo le queda aún mejor.

cronologia-historia-coleccion-iwc-3777-25

Cronología histórica de la línea 3777 lanzada por primera vez en el 2012.

En su interior, el calibre manufactura 79320, protegido de los campos magnéticos

Sus características técnicas son de sobra conocidas por todos, puesto que son idénticas a las del 3777 habitual. En el interior de su caja de acero fino de 43 milímetros de diámetro, protegido por una caja interior de hierro dulce antimagnético, encontramos el calibre manufactura 79320, un cronógrafo automático con una reserva de marcha de 44 horas que muestra en la esfera un pequeño segundero, a las 9 horas, un totalizador de 30 minutos a las 12 horas, y un totalizador de horas en la parte inferior de la esfera, quedando la parte derecha reservada para la ventana de fecha y de día de la semana.

La diferencia de esta edición especial ‘150 años’ con el modelo habitual, además de la esfera laqueada blanca, es, como en el resto de modelos que conforman la colección especial de aniversario, su trasera con el grabado conmemorativo de los 150 años de la manufactura de Schaffhausen. Eso, y que, lógicamente nos encontramos ante una edición limitada a 1000 ejemplares.

Por su precio en comparación con las versiones normales, no diríamos que se trata de una edición limitada

¿Qué si nos gusta? ¿Es que a vosotros no? Nos gusta no sólo porque, como ya decíamos, el blanco laqueado de la esfera le queda espectacular. Además porque como ocurre con el resto de modelos de la colección de aniversario, es una edición limitada perfectamente ‘llevable’.

Es decir, no es el Patek Philippe Nautilus 40 aniversario repleto de baguettes. Y eso, también se nota en el precio. Y es que estamos ante una edición limitada a precio de modelo ‘normal’. Mientras que el IWC Reloj de Aviador Cronógrafo normal, con referencia 377724, tiene un precio de 5.550 euros, esta nueva edición limitada únicamente suma 200 euros a esta tarifa, quedándose en 5.750 euros.

Si tuviéramos que ir a por un pilot de IWC ahora mismo, sin duda éste tendría una cantidad importante de papeletas.

Por cierto, tenéis que ir al Instagram Oficial de IWC España donde hacemos gala con la imagen principal.

 

Para IWC los meses de febrero suelen estar teñidos de azul y blanco. Los colores de la fundación “Laureus Sport for Good Foundation”, y el momento del año donde sacan una pieza de la que una parte de su precio va dirigida directamente a fines ligados a mejorar el día a día de niños en riesgo de exclusión social. Desde el año 2005 han creado relojes especiales para la ocasión donde parte de los ingresos van a la promoción activa del deporte en países en vías de desarollo.

IWC Mark XVIII

La línea Aviador Mark es la puerta de entrada al mundo IWC, pero no por ello deja de ser uno de sus relojes más interesantes desde el punto de vista de versatilidad. Estamos ante un reloj de día, que con este acabado se posiciona en un punto más cañero que el IWC Pilot Mark XVIII. Estamos ante un reloj más joven, y decididamente más actual. Y algo que nos gusta, una edición limitada solamente a 1.500 piezas disponibles inmediatamente.

Como sienta en la muñeca

Este reloj tiene dos grandes puntos fuerte: y son básicamente su versatilidad y su estética.
Fue el reloj que más me gustó de la colección de IWC presentada durante SIHH 2018 solo adelantado por el fabuloso Pallweber.

La primera impresión para con un servidor fue de auténtico flechazo. No sólo porque lo encontré deportivo, sino también porque es sofisticado e incluso elegante a pesar de sus 41mm. No sería raro ver a alguien con un total look azul marino y este reloj en la muñeca. No desmerecería, eso os lo puedo asegurar. En el momento que lo tocas te quedas impregnado de todo lo que la marca quiere transmitirte. El negro de la cerámica junto al azul oscuro de su esfera son un llamamiento a los estetas más exigentes. Y el detallito del segundero en rojo es el punto de picante necesario para un conjunto de estas características.

IWC Mark XVIII Laureus Edition

Como os comentábamos con traje el IWC Mark XVIII Laureus Edition también está como pez en el agua

En el interior

Detalle del fondo con el dibujo de la niña brasileña ganadora del concurso.

Nada nuevo en este sentido. Seguimos hablando del calibre IWC 35111 (base Sellita SW300-1), con 42 horas de reserva de marcha y una capa interna de hierro dulce que le da características de antimagnético. Es sumergible a 60 metros en parte gracias a su corona roscada. Nada nuevo en este sentido. Y lo que se podría valorar es que montando ese movimiento estamos hablando de un auténtico seguro de vida. El fondo es ciego, y presenta una ilustración de la niña brasileña que ganó un concurso entre cientos de propuestas. Un reloj muy chulo, moderno y elegante que no desentonaría en ningún campo. Claramente, uno de los nuestros.

Y empezamos con IWC, y no solo con ellos sino con su Portugués -todo el mundo en pie-. La firma que cumple 150 años y que precisamente se ha erigido esta vez como uno de las ganadoras virtuales de este SIHH 2018 tiene mucho que decir.

Lo primero, es que con esta “Colección Jubilee” han cogido a todos los periodistas con el pie cambiado. No sabemos si debido a que ya se empieza a notar el brazo de Christoph Grainger-Herr, o es algo que ya había visualizado Georges Kern. Creemos que más lo primero. Buena manera de empezar de este chico.

IWC nos tenía acostumbrado a presentar familias de relojes cada año, año Portugués, año DaVinci, año Pilot, y así sucesivamente. Al principio era muy interesante porque la información era muy concisa y sabías a lo que ibas, pero al final ya era muy previsible. Por lo tanto ¡chapeau!, por este cambio para bien.

IWC Portugués Colección Jubilee 150 aniversario.

Este nuevo Portugués edición limitada tiene seguramente los detalles que flaqueaban en el reloj standard de la colección. Esto no significa, que el crono estuviese mal concebido, pero por la diferencia de precio a la que han colocado a este, la verdad es que vale la pena echarle un vistazo. Tengamos en cuenta que IWC, sacó una línea de mejora con el Portugés Cronógrafo clásico, que aunque nos encantaba visualmente el bolsillo lo notaba, y de que manera. Este no será el caso.

Esfera lacada

Aunque no se vea en las fotos de la nota de prensa (foto 1), en vivo parece una esfera esmaltada, un servidor pecó de así creerlo, pero el acabado es un lacado con 5 manos de pintura que da la sensación brillante e impoluta del clásico esmaltado. El problema del esmaltado es que es un proceso tan sumamente complejo y poco automatizado que sus costes disparan el precio de cualquier referencia. Por lo tanto si la idea era la de abaratar costes y mejorar el “look & feel” esta puede ser una solución acertada. Por cierto, en la esfera blanca se nota más el efecto y seguramente sea la versión por la que nosotros nos decantaríamos.

Maquinaria manufactura 69355 y fondo visto

Donde más cambios pueden apreciarse será en la parte mecánica, no solo porque ahora podrá verse a través del fondo, sino porque hay variaciones. Ya no contamos con la robusta Valjoux 7750, sino con un crono de similar entidad elevado en calidad y con una rueda de columnas para la función start-stop. Desde el punto de vista estético, dejar el fondo visto te obliga a prestar muchísima más atención a los detalles. Por ejemplo el escape hecho de níquel mejora la eficiencia del conjunto. Y aunque es algo, que en el día a día sinceramente ni notarás, si que tiene su aquel saber que ahí dentro hay cosas nuevas mejoradas. El cierre lo pone el sello en oro macizo con el logo del 150 aniversario, y que solo será exclusivo a esta colección.

En la muñeca

Es un reloj que se lleva muy bien en diversas ocasiones, se siente deportivo y también clásico, y este no lo es menos aunque sea un pelín más grande que el crono estándar. Eso sí, la diferencia es cuestión de milímetros, o sea que no notarás diferencia a penas.

Precio y disponibilidad

Aunque ya os hice un spoiler antes, el precio serán unos 7.950€, solo 550 euros más caro que el estándar (7.400€). Si tenemos en cuenta todo lo que te da por el aumento, no nos cabe la menor duda de que se venderá con alegría. Además solo hay 2.000 unidades de cada color para todo el mundo. Las dos en acero. Estará disponible en boutiques y concesionarios a partir de octubre de este 2018.

Hoy empieza SIHH 2018, la que supone la primera feria de relojería importante del año. Hoy nos vamos a Ginebra a intentar desgranaros con el lenguaje cotidiano y sencillo que nos caracteriza para llegar a la mayoría de públicos posible.

Este año volveremos a apostar por la calidad de nuestras imágenes e historias, algo que nos ha destacado y diferenciado siempre. Se presentan muchísimas novedades que a juzgar por las noticias de prensa las marcas han puesto todo la carne en el asador para que esta edición sea memorable. Por cierto, este año debuta Hermès, algo que nos encanta.

Getting ready for #sihh2018. @girardperregaux as it best. #skeleton #laureato #girardperregaux

Una publicación compartida de Barcelona Watch Club (@clubtiempodelujo) el

Además a diferencia de otros medios que solo cubren las marcas del Grupo Richemont, también tendremos nuestro particular espacio para marcas independientes o de otros grupos.
Os exhortamos a que nos sigáis en nuestro instagram @tiempodelujo (arriba tenéis una foto de el) para que estéis al tanto de todo lo que se va cociendo en las salas de Palexpo y en las orillas del Lago Léman. ¡¡¡Vamos #sihh2018!!!

El próximo 2018, IWC celebra uno de esos aniversarios que tienen una cifra especial; 150 años. Un siglo y medio desde que Florentine Ariosto Jones fundara en Schaffhausen la International Watch Company. Un ciento cincuenta aniversario no es el momento para escatimar, y viendo las novedades de la manufactura para la próxima edición del Salón Internacional de Alta Relojería de Ginebra, no hay duda de que 2018 será un año de lo más interesante en IWC.

Con novedades en sus familias Portugieser, Portofino, Aviador y Da Vinci, todas ellas tienen un nexo común; esferas estampadas en blanco o azul, producidas mediante un proceso de pintura y lacado en varias capas que se inspira en las esferas esmaltadas de los históricos relojes Pallweber. Además, todos ellos incluyen el logotipo del 150 aniversario grabado o en forma de medallón.

IWC Tribute to Pallweber Edición ‘150 Years’

Por primera vez, desde 1884, IWC presenta un reloj con indicación digital de horas y minutos, o como también se suele llamar a este tipo de complicación; horas saltantes.

Un diseño que poco tiene que ver con las propuestas actuales de la manufactura de Schaffhausen y que invita a perderse en los contadores de horas y minutos, dispuestos verticalmente en el centro de la esfera blanca lacada, acompañados de un pequeño segundero pavonado.

En el interior de su caja de oro rojo se encuentra el nueva calibre manufactura patentado 94200. A diferencia de los modelos históricos de bolsillo Pallweber, donde los discos horario y minutero se movían mediante ruedas dentadas con pasos, en este nuevo movimiento el disco de los minutos recibe su impulso de giro a través de un rodaje separado con barrilete propio. Un mecanismo de activación, conectado con el rodaje del reloj, lo libera cada 60 segundos y lo vuelve a bloquear, y, a los 10 minutos, el disco minutero adelanta una posición el disco de las decenas de minutos. Cada 60 minutos, el anillo horario salta a la siguiente cifra y, dado que el rodaje independiente no influye en el flujo de fuerza del rodaje normal, garantiza la precisión de su marcha así como una reserva de marcha de 60 horas.

La edición de este tributo a Pallweber está limitada a 250 ejemplares.

Portugieser Tourbillon Fuerza Constante Edición ‘150 Years’

Con caja de platino y limitado a únicamente a 15 ejemplares, el nuevo Portugieser Tourbillon Fuerza Constante Edición ‘150 Years’ combina por primera vez un tourbillon de fuerza constante con la indicación de fases lunares, con una precisión tal que únicamente debe corregirse cada 577 años y medio.

En la esfera, ambas complicaciones comparten protagonismo con la indicación de reserva de marcha de 96 horas. El responsable de tales proezas técnicas y de su extraordinaria precisión es el nuevo calibre manufactura 94805 y su mecanismo de fuerza constante que transmite impulsos de fuerza uniformes a la rueda del áncora, combinados con la compensación de los efectos negativos de la gravedad del tourbillon sobre el sistema de oscilación del reloj.

Portugieser Calendario Perpetuo Tourbillon Edición ‘150 Years’

Por primera vez, IWC combina en una pieza un calendario perpetuo con un tourbillon en la esfera. Desde luego, si había alguna forma de hacer más espectacular el Portugieser Calendario Perpetuo, sólo podía ser añadiendo un tourbillon.

Un tourbillon que se ubica a las 12 horas de la esfera blanca lacada, relegando a la indicación de fases lunares al interior del contador mensual, ubicado a las 6 horas.

En el interior de su caja de oro amarillo de 18 quilates encontramos el nuevo calibre manufactura 51950, basado en el calibre 51900 ampliado con un calendario perpetuo. De cuerda automática, consigue una reserva de marcha de siete días.

Limitado a 50 ejemplares.

Da Vinci Automático Edición ‘150 Years’

La icónica caja de la familia Da Vinci, con sus reconocibles asas, alberga por primera vez el nuevo calibre manufactura 82200, con cuerda Pellaton, cuyos componentes sometidos a grandes esfuerzos, como los trinquetes o la excéntrica, están fabricados en cerámica prácticamente sin desgaste. Su masa oscilante esqueletizada, y el fundo de cristal de zafiro de la caja de acero fino, permiten apreciar el movimiento perlado y decorado con Côtes de Genève.

En su esfera azul destacan sus grandes números árabes impresos en blanco y sus agujas rodinizadas, con un pequeño segundero a las 6 horas.

Limitado a 500 unidades.

IWC ha presentado recientemente su nueva colección Ingenieur, con una serie de modelos de lo más tentadores, y lo ha hecho con un evento de lo más interesante, evocando a la esencia automovilística de la colección; un rally por la sierra de Madrid para padres e hijos -algo muy de IWC-, culminado con una exhibición de coches clásicos de los años 50 y 60, la época en la que nació el Ingenieur y de la que parte esta nueva colección.

Un evento apasionante tanto para los fans de la marca como para los seguidores del mundo automovilístico, en el que se pudo disfrutar de icónicos modelos de Mercedes. Relojes y coches clásicos, mezcla que difícilmente podía salir mal, como bien se aprecia en las espectaculares imágenes del acto.

Temas automovilísticos al margen, la nueva colección Ingenieur se compone de tres nuevos modelos, inspirados en los orígenes de la colección en 1955, con cajas redondas y elementos característicos de los primeros modelos como unas llamativas agujas. Como decimos, nos encontramos ante tres nuevas referencias; Ingenieur Automático, Ingenieur Cronógrafo e Ingenieur Calendario Perpetuo.

 

Ingenieur Automático

El modelo más sencillo de la colección, lógicamente. Horas, minutos, segundos y una ventana de fecha situada a las 3 horas. Y para más complicaciones, tenemos dos modelos más.

Con una caja de 40 milímetros de diámetro, está dispnible en tres versiones diferentes. Dos de ellas con caja de acero fino y agujas e índices rodinizados, una con esfera plateada y correa de piel de aligátor negra, y otra con esfera negra y brazalete de acero fino. La tercera versión, recurre al oro rojo para la caja y al gris pizarra para su esfera.

El tamaño contenido de su caja, los índices de punto y el bisel pulido, recuerdan al Ingenieur original de 1955, nacido con el objetivo de blindar antimagnéticamente el reloj de aquellos ingenieros que trabajaban expuestos a campos magnéticos con frecuencia.

En el interior de este ‘blindaje’ encontramos el 35111, un movimiento mecánico de cuerda automática con una reserva de 42 horas.

En lo que refiere a precios para este modelo, la versión de acero con esfera plateada y correa de piel (ref. IW357001) tiene un precio de 5.150 euro, el modelo con esfera negra y brazalete de acero (ref. IW357002); 6.200 euros, y el modelo de oro rojo (ref. IW357003) asciende hasta los 15.200 euros.

Ingenieur Cronógrafo e Ingenieur Cronógrafo Deportivo

Propulsado por el nuevo calibre manufactura 69375 con cuerda de gatillo bidireccional y una reserva de marcha de 46 horas, el nuevo IWC Ingenieur Cronógrafo también se inspira en los años cincuenta. Deportivo, pero sin perder elegancia, y primando la funcionalidad, su bisel pulido y el nuevo brazalete de la familia Ingenieur, con eslabones centrales de acero pulido y cierre de ajuste fino integrado en la hebilla, son algunas de las señas de indentidad del modelo.

Su esfera, que tal como ocurre con el Ingenieur Automático, se inspira en los primeros modelos de la colección, cuenta con un pequeño segundero, un totalizador de 30 minutos y uno de 12 horas, situados a las 6, 12 y 9 horas respectivamente.

Con una caja de 42 milímetros, está disponible en tres versiones diferentes, dos de ellas con caja y brazalete de acero, una con esfera plateada y otra con esfera azul, y otra con caja de oro rojo con correa de aligátor negra y esfera guilloche en gris pizarra con satinado solar.

En la esfera, que a diferencia del otro modelo cronógrafo, integra el totalizador de horas y minutos a las 12 horas, la aguja del pequeño segundero, situado a las 6 horas, en forma de rayo recuerda que el movimiento está protegido frente a la influencia negativa de los campos magnéticos por una jaula de hierro dulce, un recurso que también utiliza el icónico Milgauss de Rolex.

Y hablando del movimiento, la versión deportiva recurre al calibre manufactura 89361, presente en otros modelos de IWC como el Reloj de Aviador Cronógrafo Top Gun, de cuerda automática y con una reserva de marcha de 68 horas.

Si hablamos de precios, los dos modelos de acero (ref. IW380801 y IW380802), marcan en su etiqueta 8.200 euros, mientras que el modelo de oro rojo (red. IW380803) tiene un precio de 20.400 euros. Por su parte, la edición limitada Ingenieur Cronógrafo Deportivo tiene un precio de IW380901.

Ingenieur Calendario Perpetuo

Y por último, a modo de colofón, tenemos el espectacular Calendario Perpetuo. Cómo nos gustan los calendarios perpetuos de IWC, en cualquiera de sus colecciones. Limitado a únicamente 100 unidades, su caja de oro rojo de 45 milímetros esconde -no literalmente, gracias al fondo de cristal de zafiro- el calibre manufactura 89801, cronógrafo y calendario perpetuo con indicación digital de fecha, y una reserva de marcha de 68 horas.

En la esfera, las grandes cifras que aparecen a izquierda y derecha para indicar día y mes respectivamente, comparten protagonismo con los elementos habituales de un calendario perpetuo, desde el pequeño segundero hasta el indicador de años bisiestos.

Contundente en la muñeca, pero sin perder la elegancia que le aporta el diseño de la caja, con ese vistoso bisel pulido presente en toda la colección, y que la correa de piel de aligátor negra complementa a la perfección.

Sin duda la gran estrella de una colección de mucho nivel, en la que la inspiración en los modelos originales funciona a las mil maravillas. El precio de este Ingenieur Calendario Perpetuo (ref. IW381701) es de 51.800 euros.

iwc-cronografo

IWC Portugués esfera blanca y caja de oro. La icónica silueta recibe un lifting acertadísimo.

IWC actualiza uno de los modelos de su icónica familia Portugieser, el Portugieser Cronógrafo Clásico, con tres nuevas versiones con diferentes cajas y esferas y un diseño que pretende conseguir -y que consigue- una esfera más limpia y sencilla.

Nuevos tiempos para el IWC Portugieser o Portugués para los más castizos.

Esta nueva referencia -3903- sustituye al antiguo 3904, presentado en 2013, un modelo con un aspecto más deportivo y con un tamaño mayor que el Portugieser Cronógrafo, pero manteniendo la esencia de la familia Portugieser. Esta nueva edición, buscando ganar en sencillez, prescinde de la escala minutera exterior de la anterior referencia en beneficio del habitual ferrocarril de los modelos Portugieser que rodea los índices numéricos.

iwc-portugieser-cronografo-clasico

IWC Portugués esfera blanca. Seguramente la versión que gozará de más popularidad.

¿Que hay de nuevo en este Portugués?

Mantiene el tamaño de la anterior referencia, 42 milímetros, y se presenta en tres versiones diferentes; una con caja de oro rojo y esfera plateada, y dos con esfera de acero, una con esfera plateada y otra con esfera azul.

En su interior encontramos el calibre manufactura 89360, que sucede al 89361. Un movimiento de cronógrafo mecánico con cuatro años de desarrollo a sus espaldas que permite consultar con rapidez tiempos cronometrados de hasta 12 horas gracias a su totalizador de horas y minutos ubicado en la mitad superior de la esfera. Además, incluye las funciones de parada de segundero y minutero, además de la función flyback, y sus acabados pueden apreciarse gracias al fondo de cristal de zafiro de la caja.

iwc-portugieser-2017

El azul parece ser el nuevo negro. Y este sinceramente esta muy conseguido.

En la esfera, acompañando al totalizador de horas y minutos que mencionábamos, situado a las 12 horas, encontramos un pequeño segundero a las 6 hora, una ventana de fecha y la inscripción habitual de IWC Schaffhausen, buscando la máxima sencillez posible al mismo tiempo que se inspira en los modelos de IWC de los años 30.

En lo que respecta a tarifas, los modelos de acero están disponibles por 12.000 euros, y el modelo con caja de oro rojo asciende hasta los 22.500 euros.

iwc-portugieser-cronografo-2017

iwc_ladama_15

Imagen de los socios del Club Tiempodelujo y parte del equipo IWC España

Las veladas con IWC se han convertido en un clásico de las Cenas del Club Tiempodelujo. Este año no podíamos perdernos la ocasión de poder toquetear, probarnos y preguntar directamente a los directores de la marca en España las buenas nuevas sobre la Colección Aviador de IWC. Los chicos de Schaffhaussen tienen en esta línea una de sus mejores bazas en lo que a colecciones Pilot en el mercado se refiere. Una línea distinguida y distinguible que goza no sólo del beneplácito de los aficionados, sino de aquellos que disfrutan de piezas únicas con carácter.
Esta vez pudimos disfrutar de la renovada carta y ambientación de un restaurant barcelonés con innegable solera. “La Dama” (Av. Diagonal 423) nos acogió en su salón privado con el mejor de sus fastos.
Queremos agradecer la asistencia de todos los participantes así como la inestimable colaboración de IWC España por hacer posible estas noches de relojería, buena gastronomía y mejores charlas. Y ahora lo bueno, fotos y más fotos …

iwc_ladama_04

Se coló un Hublot Big Bang de oro rosa en la cena.

iwc_ladama_03

Imagen del IWC Gran Aviador Calendario perpetuo con esfera marrón.

iwc_ladama_02

Uno de los más buscados de la noche. IWC Aviador doble chrono esfera marrón.

iwc_ladama_05

IWC Aviador Chrono esfera azul

iwc_ladama_01

Espectacular IWC Portugués calendario perpetuo digital y chrono.

iwc_ladama_08

IWC Big Pilot en oro rosa.Una de las piezas de uno de los coleccionistas.

iwc_ladama_07

Por ahí vemos un IWC Chrono Miramar

iwc_ladama_09

Una edición especial del IWC Aquatimer 2000 con indíces en mostaza.

iwc_ladama_11

Los asistentes son fieles acérrimos al IWC Aquatimer.

iwc_ladama_10

IWC Aviador Chrono esfera azul

iwc_ladama_06

Imagen de la sala privada en La Dama

iwc_ladama_14

IWC Aviador Chrono Miramar.

iwc_ladama_13

Se nos coló un Rolex Daytona de oro rosa y correa de caucho.

iwc_ladama_12 iwc_ladama_00

¿Aún no eres socio del Club T I E M P O D E L U J O ?

Cada trimestre organizamos un evento T I E M P O D E L U J O. Un encuentro imprescindible para aquellos seguidores y coleccionistas de relojería que quieren mantenerse en contacto con el medio de una manera más cercana y honesta.

La fórmula es tan apetitosa como sencilla: Relojes, buena gastronomía y ganas de hablar de Alta Relojería. ¿Te apetecería asistir a la siguiente cena? Mándanos un email a: info@tiempodelujo.com

 

 

IWC_AQUATIMER_04

“El auténtico lujo de nuestro tiempo radica en el hecho a medida”. No lo digo yo, lo dice Lapo Elkann, el empresario italiano nieto del gran Gianni Agnelli. Y puede que no vaya desencaminado. En una época donde el mundo de lo exclusivo se debate constantemente entre el écxito de vender mucho y la democratización que ello conlleva no cabe dudas de que la personalización es una solución factible, además de deseable.

Esto es nada más ni nada menos lo que han hecho desde hace un tiempo nuestros amigos del Club CronotempVs de Madrid. Este Club homónimo al nuestro, llegó a un acuerdo con IWC para realizar su último encargo en materia relojera. Así se han creado 35 unidades exclusivas de un IWC Aquatimer Automático 2000.

IWC_AQUATIMER_02

La personalización ha consistido, aparte de la propia tapa grabada, en el cambio a color crema del lumen en todos los índices horarios menos en el de las 4, número de este club watch,que mantiene el verde original, así como de la aguja horaria. También se ha personalizado en rojo la punta triangular del segundero.

IWC_AQUATIMER_03

En la dotación IWC ha incluido una segunda correa de caucho tipo tropic así como un magnífico polo de la marca con el número del reloj de cada propietario bordado en la manga.

Aunque este IWC es el Club Watch 4, ésta es la sexta pieza que realiza el club , de marcas como Chopard, Peter Speake-Marin, Dornbluth & Sohn, Montblanc o Habring . El motivo es que el número de la pieza siempre indica su complicación, en este caso un DIVER.

IWC_AQUATIMER_01

CronotempVs es un club de coleccionistas de Alta Relojería que cuenta con 80 miembros repartidos por todo el mundo, España, Holanda, Alemania, o China.

iwc-mark-xviii

Presentado en el último SIHH 2016, el Mark XVIII de IWC es uno de nuestros relojes de aviador favoritos. El pasado mes de febrero ya hablamos de él y lo comparamos con su predecesor, el Mark XVII, y hoy ha pasado por nuestras manos su versión de esfera plateada.

El Mark XVIII se diseñó con la premisa de mostrar en su esfera sólo estrictamente necesario, y desde luego cumple tal propósito. Sus números árabes en negro de gran tamaño, sus grandes agujas luminiscentes con forma de aspa y su escala minutera exterior le proporcionan una gran facilidad y sencillez de lectura.

iwc-pilot-mark-xviii

Un reloj apto para cualquier evento.

Con una caja de acero fino de 40 milímetros, su tamaño a caballo entre el Reloj de Aviador Automático 36 y el Gran Reloj de Aviador, lo convierte en una alternativa de lo más ponible en el día a día. A diferencia del Reloj de Aviador Automático 36, del que también hablamos hace unos días, la caja del Mark XVIII tiene un acabado cepillado en lugar de pulido, lo que le confiere un aspecto algo más discreto.

El reloj funciona gracias calibre 30110, un movimiento de cuerda automática con una reserva de marcha de 42 horas, perfectamente protegido por una caja interior de hierro dulce antimagnética. En el dorso podemos apreciar el grabado de un Junkers Ju 52, el avión de los años 30 en cuyos instrumentos de a bordo está inspirado el diseño de este Mark XVIII.

iwc-mark-18

Detalle de la correa firmada por Santoni

El precio para la versión de esfera plateada con correa de piel de ternero de Santoni es de 4.560 euros.