Entradas

Chopard L.U.C Quattro 2018

Chopard reinterpreta su LUC Quattro en Baselword.

Chopard renueva este año uno de los pilares de su espectacular colección LUC, el Chopard L.U.C Quattro, manteniendo las complicaciones que ya conocíamos del modelo pero con una nueva cara alineada con el diseño que habíamos visto en los últimos LUC.

El «concept watch» o ¿Por qué es interesante la evolución de este reloj?

Aqui Chopard ha hecho el clásico think out of the box, y se diferencia de la competencia y navega por un nuevo camino. En este caso, han adoptado algo muy común en el mundo del automóvil. Han generado un «concept watch» pero de venta inmediata, y curiosamente en la línea de acceso a la gama (la más económica). Este nuevo aire de estética más moderna, refinada, y actual se irá implementado en su colección poco a poco.

Nuevo diseño

Vista frontal y posterior del nuevo Chopard L.U.C Quattro

Boceto

Prolongación del nuevo esquema estético «Gentleman Way»

Este nuevo diseño mantiene la misma disposición de elementos en la esfera, con el indicador de reserva de marcha en forma de abanico situado a las 12 horas y el pequeño segundero y la indicación de fecha situados en una subesfera ubicada a las 6 horas, ligeramente más pequeña y menos recargada de cifras que en el modelo anterior. Nos olvidamos también de los números romanos en beneficio de índices de punta de flecha combinados con un 3 y un 9 de gran tamaño. El resultado es una esfera menos recargada que mantiene es estilo comenzado con el Chopard L.U.C XP.

Esfera

Una nueva esfera, que mantiene las mismas complicaciones con un diseño renovado.

Complicaciones clásicas

Chopard L.U.C Quattro a detalle.

Una esfera más ligera, que gana en legibilidad y sencillez

Fotos exclusivas y precio

Oro rosa, plateado y azul, una combinación arriesgada pero que funciona.

En un primer golpe de vista, es imposible no fijarse en el azul de sus índices y sus manecillas dauphine-fusée, habituales en la colección L.U.C y en esta ocasión cubiertas de SuperLuminova. Un tono azul intenso que, combinado con el oro rosa de la caja, y el nuevo acabado de la esfera, plateada con con cepillado de satinado vertical, consigue una combinación de lo más llamativa. Por cierto, el reloj de las fotos no tiene la superluminova debido a que es un prototipo, aunque los que se pongan a la venta si contarán con este práctico detalle.

Esta nueva versión del L.U.C Quattro se entrega con una correa preciosa correa azul de cuero de becerro con un trabajo de trenzado precioso y con una correa NATO de cuero marrón. Por lo que tendremos donde escoger si queremos un aire más deportivo.

Os mostramos abajo una imagen de la colección anterior en uno de nuestros eventos del Club TiempodeLujo. Es cierto que tenían una presencia innegable, pero esta nueva línea es sin duda superior.

El modelo anterior, con una esfera más ‘recargada’ y un aspecto más clásico.

En su interior; el calibre manufactura 98.01-L, certificado con el Punzón de Ginebra

Un diseño que gana en deportividad pero que mantiene la elegancia inherente a esta colección y que late al ritmo del calibre de cuerda manual y de manufactura 98.01-L, certificado con el Punzón de Ginebra y con la tecnología Quattro, patentada por Chopard. Sus cuatro barriletes superpuestos consiguen una reserva de 9 días al mismo tiempo que mantienen un tamaño contenido. La caja tiene 43 mm de diámetro y un grosor de únicamente 8.84 mm. Y aquí viene la única pega que podíamos ponerle, ya que habiendo aligerado la esfera en cuanto a índices y demás elementos, nos hubiera gustado encontrarlo con un par de milímetros menos de diámetro. Pero sería imposible montar los 4 barriletes en una caja más pequeña.

Calibre 98.01-L

El calibre manufactura 98.01-L, visible gracias al fondo de cristal de zafiro de la caja.

Calibre 98.01-L

Vista frontal y posterior del Calibre 98.01-L

Dato curioso: aunque sabemos que muchos de vosotros lo conocéis, lo explicamos para los que no. Esa tirita trenzada en amarillo y rojo es el distintivo del Poinçon de Genève. Esta correa lleva los colores del escudo del Canton de Ginebra. Para más información os hemos dejado el enlace en el párrafo superior.

Disponibilidad y precio del Chopard LUC Quattro

Limitado a 50 ejemplares, la nueva interpretación estética del Quattro gana en legibilidad, sencillez y deportividad. Por lo tanto estamos ante una modernización moderno de la versión anterior a pesar de mantener las mismas complicaciones.

¿Su precio? 23.300 euros. Mismo que antes, pero con todas las buenas nuevas de este nuevo «Camino de Caballeros» emprendido por la familia Scheufele.

chopard_regulator_dial_04

Los reguladores no son nada nuevo para Chopard. De hecho, han tenido un regulador en su colección L.U.C durante casi una década. La diferencia con esta nueva referencia es bastante clara, el actual es más bonito, mejor reloj, y muchísimo más atractivo. Os desgranaremos con la mayor brevedad posible, el que es para nosotros el reloj más bonito que ha salido de las entrañas de Fleurier desde hace muchos años.

El concepto

Los reguladores son relojes que «desenfocan» la aguja horaria en favor de la minutera. O sea, descentran las horas a una parte más pequeña del dial, para que nada ni nadie le quite el protagonismo a los minutos. El objetivo, muy fácil, favorecer la lectura y legibilidad precisa de los relojes en los observatorios y laboratorios.
Esta pieza tiene además como característica única el hecho de ubicar el dial horario a la altura de las 3h. Con un solo movimiento de muñeca podrás ver la hora sin necesidad de quitar el puño de la camisa. Esto ya lo vimos en este reloj, y verdaderamente es una idea muy práctica.

chopard_regulator_dial_06

Es clásico y elegante pero sobretodo contemporáneo

  • Números arábigos: nos encanta este puntito poco tradicional que han querido darle al optar por estos numerales en lugar de los clásicos romanos. Le da una suavidad tremenda al dial, y le quita el corsé de reloj netamente clásico. En cierta manera incluso puede parecer un contador de velocidad de coche clásico.
  • Tamaño de la caja: 43mm. Teniendo en cuenta que un reloj clásico no debería pasar nunca de los 41mm, Chopard va más allá y le añade dos milimetros más de diámetro a la caja para despotenciar su aspecto formal. Como podréis ver en la foto, no le quita elegancia, sino más bien le aporta presencia. Lo que lo convierte en un perfecto compañero de ocio y negocio.
  • GMT: a las 7 encontramos un discreto pulsador que se encarga única y exclusivamente de actualizar el segundo huso horario. Es cierto que en la actualidad debido a las facilidades de los móviles no es tan necesario como antaño, pero de todas maneras nos sigue pareciendo una complicación muy masculina y que denota cierta tendencia hacia la aventura.

chopard_regulator_wristshot_03

chopard_regulator_back_01

Calibre Luc 98.02-L

Se trata de un movimiento manual con reserva de marcha de 216 horas o 9 días. Esta prestación es una característica propia de los movimientos L.U.C dotados de la tecnología Quattro®. Este mide únicamente 4,90 mm de grosor y sin embargo, está equipado de cuatro barriletes que facilitan esta autonomía. Estas limitadas dimensiones permiten a su vez una caja de poco grosor.

chopard_regulator_back_07

chopard_regulator_back_02

Poinçon de Geneve y COSC: nada más y nada menos que el súmmum del buen hacer. No conformarse y recibir el punzón por sus acabados y la marca de cronometría como muestra de la cualificación técnica con la que se ha finalizado este guardatiempos deja claro que no hay espacio para la improvisación.

Precio del Chopard LUC Regulator: alrededor de 28.000 euros