Entradas

Bulgari-Octo-Finissimo-Tourbillon-Automatico-Mano

Érase una vez, en la que Piaget competía contra ella misma en la búsqueda incansable del reloj más fino del mundo. Eran tiempos felices para los chicos de la Côte-aux-Fées. Sin embargo, hace cosa de un quinquenio que una marca nueva en estas lides, entró con fuerza en el universo de los relojes extrafinos y no fue un simple amago. La verdad, es que lo ha hecho para quedarse. Dadle la bienvenida al nuevo reloj automático más plano del mundo, el Bulgari Octo Finissimo Tourbillon Automático.

¿Por qué es importante este Bulgari Octo Finissimo Tourbillon automático para Bulgari?

No solo porque es un récord, sino porque afianza a Bulgari dentro del universo relojero de una manera decidida y constante.
Por si fuera poco, este reloj no solo rompe un récord mundial, sino que rompe dos. El reloj tourbillon automático más fino del mundo, y el reloj automático más fino del mundo. Cosa seria, que me gusta decir en estos casos.

Tengamos en cuenta que la casa con sede en Roma, aunque su área relojera está en Neuchâtel, hasta hace muy poco era poco reconocida en el mundillo relojeril. Llevaba detrás de sí la fama de ser joyeros, o peleteros pero nunca relojeros. Estos tópicos son dificilísimos de quitar, y no solo con tiempo y dinero puedes cambiar una imagen de marca. Hace falta además el arte y la creatividad necesaria para crear una pieza, que desde ya la nombro como emblemática, el Octo Finissimo.
Bulgari se hizo con Daniel Roth y a Gérald Genta hace ya unos años y es ahora cuando esta recibiendo los frutos de aquella adquisición.

Bulgari-Octo-Finissimo-Tourbillon-Automatico-records

Los récords del Octo Finissimo, cuatro años consecutivos rompiendo los estándares.

Calibre BVL 288 Finissimo

Como han llegado a este nivel sin comprometer otros detalles, en este caso la estética Bulgari. Se podrá decir que ha sido lógico, pero ni mucho menos fácil. Han utilizado el movimiento manufactura utilizado en el calibre tourbillon más plano del mundo pero de recarga manual y lo han convertido en automático. No parece fácil, ¿verdad? No lo es. Para conseguir esta proeza técnica han utilizado un sistema de energía oscilante periférico. Oscilante porque gira como cualquier rotor, y periférico porque no va centrado al uso. Es un anillo de oro blanco y y aluminio que gira alrededor del calibre. Solamente lo podrás ver en la parte inferior de la pequeña que hay en el fondo del reloj. Donde mismo verás el reverso del tourbillon. Para aseguraros que os quitéis el reloj el viernes y el lunes aun tenga carga, este movimiento tiene una reserva de 52 horas. Nada mal teniendo en cuenta su estructura minimal.

Bulgari-Octo-Finissimo-Tourbillon-Automatico-Calibre

Calibre BVL 288 Finissimo con su rotor periférico en dos metales tiene una reserva de marcha de 52 horas 

El Bulgari Octo Finissimo Tourbillon Automático en la muñeca

Sólo mide 3,95 mm de altura, o sea 3,5 mm más fino que el Piaget 910P que mide 4,30. Eso es muchísimo. Y como ya os hablamos en alguna otra ocasión, este reloj no se siente débil en la muñeca. Seguramente gracias a que su caja cuadrada de 42 mm le da el espacio suficiente para sentirlo en la muñeca. La caja y el brazalete son de titanio con acabado arenado, que da ese toque mate. Por cierto, este brazalete es no solo uno de los más atractivos del mercado es además uno de los mejores. En serio, probároslo.

Bulgari-Octo-Finissimo-Tourbillon-Automatico-Trasero

Vista de la caja en su parte posterior, limitado exclusivamente a 50 unidades. La forma de la ventana es la misma que la de la puerta de la tienda de Bulgari de la Via Condotti

¿Quién será el ganador?

Esta guerra, entiéndase el disfemismo, no ha hecho más que empezar y sinceramente creo que habrá dos grandes ganadores. El coleccionista y toda la industria. El hecho que dos casas de tan amplio bagaje se enzarcen en esta batalla técnica creará un caldo de cultivo interesante para el resto de la gama de ambas marcas. Por cierto, el precio del Bulgari Octo Finissimo Tourbillon Automático es de alrededor de los 125.000 euros y está limitado a 50 unidades.

Bulgari Octo Veloccissimo L'originale titanium

La presencia en la muñeca es reveladora. ©Manu Girón photography

 

El OCTO introducido allá por el 2012 le ha dado unas alas estéticas a Bulgari que además la marca se está encargando de aprovechar y de que manera. Después del estupendo año 2017 que ha vivido la sección relojera de Bulgari, consiguiendo récords y ganando premios de Alta Relojería, este año los romanos, aunque relojeramente radicados en Neuchâtel, nos convocaron en Ginebra para enseñarnos algunas de las cosas que van a presentarse en Baselworld 2018.

Como no podía ser de otra manera el nombre es en italiano, y te anticipa las señas de identidad del diseño transalpino. Directo y con una primera impresión fortísima, sin ambages y reconocible. Se nota que sale de la mano de Fabrizzio Buonamassa. Ese estilo “Lambo”, de cortes afilados y ángulos potentes le dan una presencia muy potente a este crono.

Bulgari Octo L’Originale Veloccisimo Chronograph en titanio

En realidad no se trata de un nuevo reloj al uso, sigue manteniendo su caja de 41mm. Sino que han montado el Octo Veloccisimo (denominación del Octo en crono) en una caja de titanio como la de nuestro adorado Octo Finissimo. La gran novedad es que cuenta con el punto deportivo del taquímetro en el bisel.

Bulgari Octo Veloccissimo L'originale

Algo que hasta ahora no tenían los “Veloccisimos” de serie, sino que el bisel era “vacío”. Este detalle, si mal no recuerdo, solo lo habíamos visto en un reloj del 2015 y que había sido una serie limitada en colaboración con Maserati -ver foto a continuación donde el contrapeso del segundero es la lanza de Tritón-.

Bulgari Octo Veloccissimo Maserati

La edición de Maserati como la imaginabamos

Un calibre de fiar

Pues es una maquinaria que en Bulgari le han llamado BLV328 Veloccissimo, y que no es otra que la histórica El Primero, pero elevada a un nivel superior con rueda de columnas y embrague horizontal. Recordemos que Bulgari y Zenith pertenecen a LVMH, y estas sinergias están a la orden del día. Late a 36.000/h y te da una reserva de marcha de 50h. El fondo visto casi siempre lo agradecemos, y este es uno de esos casos.

Bulgari Octo Veloccissimo L'originale titanium caseback

Detalles del fondo visto. ©Manu Girón photography

Precio y disponibilidad

Aun no sabemos precio y disponibilidad (suponemos que rondará los 12mil euros) porque fue un avance de lo que se presentará en Baselworld 2018. En el momento que tengamos datos actualizaremos este artículo.

Bulgari Octo Veloccissimo L'originale titanium

La correa de caucho le da un putno bien deportivo. ©Manu Girón photography

bulgari-hora-domus

Una de mis complicaciones favoritas, principalmente porque es la que más utilizo, es el doble huso horario. No es un tourbillon ni un calendario perpetuo pero, oye, es bastante útil conocer de un vistazo la hora local y la hora “de casa”. Bulgari ha querido darle un aire más elegante y sofisticado a esta complicación sin perder facilidad de lectura con su nuevo Bulgari Hora Domus. ¿Lo consigue? Veámoslo.

Hablemos primero del sistema de lectura. Como se puede apreciar, la esfera contiene bastante información; tres agujas, cuatro pequeñas ventanas concéntricas y lo que parecen dos discos (que luego resulta ser uno único) con dos zonas horarias diferentes. Empecemos por lo sencillo; las agujas. La aguja horaria con Super-Luminova es la que indica el horario local, mientras que la aguja esqueletada es la que indica el horario de origen (home time) en una escala de 12 horas. Cuando no se está viajando, ambas agujas deberían coincidir, viéndose únicamente una de ellas.

Tema agujas entendido, sigamos. Las dos aperturas que muestran los nombres de dos ciudades no indican la zona horaria local y la de referencia, como se podría presuponer, simplemente indican dos zonas horarias con 12 horas de diferencia. Así, como se puede ver en las imágenes, Nueva York se enfrenta con Bangkok, París con Samoa y así hasta un total de 24 zonas horarias. Entonces, ¿cómo elegimos la zona horaria que nos interesa? Con una de las pequeñas ventanas centrales, concretamente la situada a las 6 horas, que puede mostrar una flecha hacia arriba o hacia abajo y que se controla mediante un pulsador ubicado a las 10 horas, que permite pasar de una zona horaria a otra rápidamente.

bulgari-hora-domvs

Las ventanas centrales se completan con el indicador de AM/PM de la hora local, el indicador de día y noche de la hora “de casa” y con el indicador de horario de verano o de invierno (S o W, ubicada a las 9 horas).

Para entendernos, tomemos como ejemplo el primer plano de la esfera que se sitúa un párrafo más arriba. Podemos ver que estamos en Bangkok y no en Nueva York porque la flecha marca hacia abajo. Si no fuera por esa flecha podríamos confundirnos y pensar que estamos en Nueva York, qué cosas. Vemos que el indicador de AM/PM marca PM, así que en Bangkok son las 22:08 mientras que en nuestra zona de referencia (home time) son las 7:08 de la mañana. Sí, amigos, ahora resulta que vivimos en Los Angeles. ¿Y qué pinta Nueva York en todo este fregao? Absolutamente nada, pero sabemos que allí son las 10:08.

bulgari-hora-domus-dual-time

El movimiento responsable de todas estas indicaciones es el calibre automático manufactura BLV 191 con un módulo de doble huso horario también in-house, latiendo a 28.800 alternancias por hora y con una reserva de marcha de 42 horas. Todo ello se aloja en una caja de 45 milímetros de oro rosa con forma de doble elipse diseñada por Daniel Roth, como las que forman la colección Papillon y alguna otra pieza más de alta relojería.

Se presenta en dos versiones, una con la esfera lacada en negro y otra con la esfera plateada con acabado satiné soleil. Saldrá a la venta el próximo mes de octubre con un precio que rondará 36.000 euros.