rolex-sea-dweller-red

El año pasado por estas fechas hablábamos del esperadísimo Rolex Daytona cerámico, y este año la manufactura de la corona arranca Baselworld con otro pelotazo, que, tal como pasó con el Daytona, podríamos decir que estaba más o menos dentro de lo esperado; su nuevo Sea-Dweller.

Un Sea-Dweller que este año celebra el 50 aniversario del modelo, lanzado en 1967, y que viene con más que interesantes novedades. La primera, llamadme romántico, es la vuelta del rojo a la esfera para el nombre del modelo, tal como sucedía con el modelo original.

rolex

Su tamaño también es una novedad; 43 milímetros, a caballo entre los 40 milímetros de su predecesor y los 44 milímetros del Deepsea, y también su nueva lente Cyclops (la lupa, vaya). que aparece por primera vez en el modelo. No tenemos muy claro que opinarán los puristas.

En su interior encontramos uno de los movimientos de última generación de Rolex, el calibre 3235, presente también en el nuevo Datejust 41, completamente desarrollado y manufacturado por Rolex. Un movimiento automático con certificado COSC que cuenta con 70 horas de autonomía gracias a su nueva arquitectura de barrilete y al rendimiento del nuevo y patentado escape Chronergy.

rolex-sea-dweller

El resto de detalles del modelo; bisel cerámico graduado, índices luminiscentes en azul, brazalete Oyster con cierre con extensión Glidelock…se mantienen inalterables.

¿Su precio? 10.450 euros.

rolex-sea-dweller-43