IWC Portugués Yacht Club Cronógrafo

En la muñeca es como un guante. Imponente y elegante

El IWC Yatch Club está a medio camino entre la deportividad subacuática de los Aquatimer y el clasicismo de los Portuguese. Sin duda no es la primera opción que nos viene a la cabeza cuando pensamos en la gama de relojes náuticos de la manufactura de Schaffhausen, dominada por el clásico Cronógrafo y el Automatico 7 Días, pero merece la pena poner el foco sobre él. Vamos a descubrir un reloj que nos irá robando el corazón poco a poco.

La referencia que hemos tenido el placer de fotografiar es a la postre la más singular de la creadas por IWC. Este Portuguese Yacth Club destaca por su caja de acero revestida de una «piel» de caucho. Este acabado tan singular, que ya hemos visto en otros relojes IWC, dota al reloj de un carácter deportivo al mismo tiempo que lo hace más agradable de llevar. La correa de caucho redondea el look y lo hace todavía más ergonómico.

iwc-yatch-club-01

Detalle de las asas en negro y la caja en acero.

La mecánica también está a la altura de los esperado. Hablamos de un calibre automático con función de cronógrafo fly-back enteramente manufacturado en los talleres de IWC. Este movimiento presenta como característica especial que la lectura de horas y minutos cronometrados  se muestra sobre un mismo totalizador situado a las 12h.

Bisel pulido, escala segundera biselada, «chemin de fer» e índices horarios aplicados, subesferas contrastadas y la aguja segundera en rojo sobre al esfera negra. Todo detalles de diseño bien estudiados que dan al reloj un aspecto equilibrado y muy deportivo sin perder la esencia de la colección Portugués.

iwc-yatch-club-02

Por cierto, solo existen 250 unidades del IWC Portuguese Yatch Club Cronógrafo con acabado de caucho. Un punto más de exclusividad.