Pre-SIHH 2018: IWC celebra 150 años de historia

Y no se deja nada en la reserva.

El próximo 2018, IWC celebra uno de esos aniversarios que tienen una cifra especial; 150 años. Un siglo y medio desde que Florentine Ariosto Jones fundara en Schaffhausen la International Watch Company. Un ciento cincuenta aniversario no es el momento para escatimar, y viendo las novedades de la manufactura para la próxima edición del Salón Internacional de Alta Relojería de Ginebra, no hay duda de que 2018 será un año de lo más interesante en IWC.

Con novedades en sus familias Portugieser, Portofino, Aviador y Da Vinci, todas ellas tienen un nexo común; esferas estampadas en blanco o azul, producidas mediante un proceso de pintura y lacado en varias capas que se inspira en las esferas esmaltadas de los históricos relojes Pallweber. Además, todos ellos incluyen el logotipo del 150 aniversario grabado o en forma de medallón.

IWC Tribute to Pallweber Edición ‘150 Years’

Por primera vez, desde 1884, IWC presenta un reloj con indicación digital de horas y minutos, o como también se suele llamar a este tipo de complicación; horas saltantes.

Un diseño que poco tiene que ver con las propuestas actuales de la manufactura de Schaffhausen y que invita a perderse en los contadores de horas y minutos, dispuestos verticalmente en el centro de la esfera blanca lacada, acompañados de un pequeño segundero pavonado.

En el interior de su caja de oro rojo se encuentra el nueva calibre manufactura patentado 94200. A diferencia de los modelos históricos de bolsillo Pallweber, donde los discos horario y minutero se movían mediante ruedas dentadas con pasos, en este nuevo movimiento el disco de los minutos recibe su impulso de giro a través de un rodaje separado con barrilete propio. Un mecanismo de activación, conectado con el rodaje del reloj, lo libera cada 60 segundos y lo vuelve a bloquear, y, a los 10 minutos, el disco minutero adelanta una posición el disco de las decenas de minutos. Cada 60 minutos, el anillo horario salta a la siguiente cifra y, dado que el rodaje independiente no influye en el flujo de fuerza del rodaje normal, garantiza la precisión de su marcha así como una reserva de marcha de 60 horas.

La edición de este tributo a Pallweber está limitada a 250 ejemplares.

Portugieser Tourbillon Fuerza Constante Edición ‘150 Years’

Con caja de platino y limitado a únicamente a 15 ejemplares, el nuevo Portugieser Tourbillon Fuerza Constante Edición ‘150 Years’ combina por primera vez un tourbillon de fuerza constante con la indicación de fases lunares, con una precisión tal que únicamente debe corregirse cada 577 años y medio.

En la esfera, ambas complicaciones comparten protagonismo con la indicación de reserva de marcha de 96 horas. El responsable de tales proezas técnicas y de su extraordinaria precisión es el nuevo calibre manufactura 94805 y su mecanismo de fuerza constante que transmite impulsos de fuerza uniformes a la rueda del áncora, combinados con la compensación de los efectos negativos de la gravedad del tourbillon sobre el sistema de oscilación del reloj.

Portugieser Calendario Perpetuo Tourbillon Edición ‘150 Years’

Por primera vez, IWC combina en una pieza un calendario perpetuo con un tourbillon en la esfera. Desde luego, si había alguna forma de hacer más espectacular el Portugieser Calendario Perpetuo, sólo podía ser añadiendo un tourbillon.

Un tourbillon que se ubica a las 12 horas de la esfera blanca lacada, relegando a la indicación de fases lunares al interior del contador mensual, ubicado a las 6 horas.

En el interior de su caja de oro amarillo de 18 quilates encontramos el nuevo calibre manufactura 51950, basado en el calibre 51900 ampliado con un calendario perpetuo. De cuerda automática, consigue una reserva de marcha de siete días.

Limitado a 50 ejemplares.

Da Vinci Automático Edición ‘150 Years’

La icónica caja de la familia Da Vinci, con sus reconocibles asas, alberga por primera vez el nuevo calibre manufactura 82200, con cuerda Pellaton, cuyos componentes sometidos a grandes esfuerzos, como los trinquetes o la excéntrica, están fabricados en cerámica prácticamente sin desgaste. Su masa oscilante esqueletizada, y el fundo de cristal de zafiro de la caja de acero fino, permiten apreciar el movimiento perlado y decorado con Côtes de Genève.

En su esfera azul destacan sus grandes números árabes impresos en blanco y sus agujas rodinizadas, con un pequeño segundero a las 6 horas.

Limitado a 500 unidades.