Oris Big Crown 1917 Limited Edition

Un homenaje al primer reloj de pulsera para pilotos de Oris.

oris-big-crown

Si hay una firma que está sabiendo sacarle partido a su archivo relojero en los últimos tiempos, esa es, junto con Longines, Oris. El máximo exponente de esta tendencia vintage que está siguiendo la centenaria manufactura suiza, complementada con otros lanzamientos más actuales, es, sin duda, el Divers Sixty-Five, que hemos visto en diferentes versiones este último año.

No obstante, no es el mar el protagonista del último lanzamiento de Oris, si no el aire. La manufactura homenajea, 100 años después, a su primer reloj de pulsera para pilotos con el nuevo Oris Big Crown 1917 Limited Edition.

oris-big-crown-1917-limited-edition

Con una estética anterior a los fliegers, lo que identifica a esta pieza como un reloj de piloto es el elemento que sirve para darle nombre, su gran corona con forma de cebolla, un clásico en este tipo de relojes.

Sobre su esfera plateada con textura granulada, destacan sus señoriales índices árabes con SuperLuminova en beige, el mismo que cubre las agujas tipo catedral, que sólo hace que aumentar el feeling vintage de la pieza. Su tamaño es lo único que nos recuerda que estamos ante un modelo de 2017; 40 milímetros.

oris-big-crown-1917

En su interior encontramos el calibre automático Oris 732, basado en un movimiento Sellita SW 200-1, con 38 horas de reserva de marcha. Horas, minutos, ni tan siquiera segundos…nada especialmente raro. Entonces, ¿qué es ese pulsador que aparece sobre la corona? Una característica del modelo original; debe pulsarse para poder ajustar la hora. Más encantador -por aquello de la referencia al modelo de 1917- que práctico, sin duda.

Limitado a 1.917 unidades, se presenta con dos correas de piel de estética vintage, en un estuche acorde con todo el aspecto del conjunto. Su precio; 2.290 euros.

]]>