IWC presenta su nueva colección Ingenieur con un rally para padres e hijos

Una vuelta a los orígenes de la colección Ingenieur.

IWC ha presentado recientemente su nueva colección Ingenieur, con una serie de modelos de lo más tentadores, y lo ha hecho con un evento de lo más interesante, evocando a la esencia automovilística de la colección; un rally por la sierra de Madrid para padres e hijos -algo muy de IWC-, culminado con una exhibición de coches clásicos de los años 50 y 60, la época en la que nació el Ingenieur y de la que parte esta nueva colección.

Un evento apasionante tanto para los fans de la marca como para los seguidores del mundo automovilístico, en el que se pudo disfrutar de icónicos modelos de Mercedes. Relojes y coches clásicos, mezcla que difícilmente podía salir mal, como bien se aprecia en las espectaculares imágenes del acto.

Temas automovilísticos al margen, la nueva colección Ingenieur se compone de tres nuevos modelos, inspirados en los orígenes de la colección en 1955, con cajas redondas y elementos característicos de los primeros modelos como unas llamativas agujas. Como decimos, nos encontramos ante tres nuevas referencias; Ingenieur Automático, Ingenieur Cronógrafo e Ingenieur Calendario Perpetuo.

Ingenieur Automático

El modelo más sencillo de la colección, lógicamente. Horas, minutos, segundos y una ventana de fecha situada a las 3 horas. Y para más complicaciones, tenemos dos modelos más.

Con una caja de 40 milímetros de diámetro, está dispnible en tres versiones diferentes. Dos de ellas con caja de acero fino y agujas e índices rodinizados, una con esfera plateada y correa de piel de aligátor negra, y otra con esfera negra y brazalete de acero fino. La tercera versión, recurre al oro rojo para la caja y al gris pizarra para su esfera.

El tamaño contenido de su caja, los índices de punto y el bisel pulido, recuerdan al Ingenieur original de 1955, nacido con el objetivo de blindar antimagnéticamente el reloj de aquellos ingenieros que trabajaban expuestos a campos magnéticos con frecuencia.

En el interior de este ‘blindaje’ encontramos el 35111, un movimiento mecánico de cuerda automática con una reserva de 42 horas.

En lo que refiere a precios para este modelo, la versión de acero con esfera plateada y correa de piel (ref. IW357001) tiene un precio de 5.150 euro, el modelo con esfera negra y brazalete de acero (ref. IW357002); 6.200 euros, y el modelo de oro rojo (ref. IW357003) asciende hasta los 15.200 euros.

Ingenieur Cronógrafo e Ingenieur Cronógrafo Deportivo

Propulsado por el nuevo calibre manufactura 69375 con cuerda de gatillo bidireccional y una reserva de marcha de 46 horas, el nuevo IWC Ingenieur Cronógrafo también se inspira en los años cincuenta. Deportivo, pero sin perder elegancia, y primando la funcionalidad, su bisel pulido y el nuevo brazalete de la familia Ingenieur, con eslabones centrales de acero pulido y cierre de ajuste fino integrado en la hebilla, son algunas de las señas de indentidad del modelo.

Su esfera, que tal como ocurre con el Ingenieur Automático, se inspira en los primeros modelos de la colección, cuenta con un pequeño segundero, un totalizador de 30 minutos y uno de 12 horas, situados a las 6, 12 y 9 horas respectivamente.

Con una caja de 42 milímetros, está disponible en tres versiones diferentes, dos de ellas con caja y brazalete de acero, una con esfera plateada y otra con esfera azul, y otra con caja de oro rojo con correa de aligátor negra y esfera guilloche en gris pizarra con satinado solar.

En la esfera, que a diferencia del otro modelo cronógrafo, integra el totalizador de horas y minutos a las 12 horas, la aguja del pequeño segundero, situado a las 6 horas, en forma de rayo recuerda que el movimiento está protegido frente a la influencia negativa de los campos magnéticos por una jaula de hierro dulce, un recurso que también utiliza el icónico Milgauss de Rolex.

Y hablando del movimiento, la versión deportiva recurre al calibre manufactura 89361, presente en otros modelos de IWC como el Reloj de Aviador Cronógrafo Top Gun, de cuerda automática y con una reserva de marcha de 68 horas.

Si hablamos de precios, los dos modelos de acero (ref. IW380801 y IW380802), marcan en su etiqueta 8.200 euros, mientras que el modelo de oro rojo (red. IW380803) tiene un precio de 20.400 euros. Por su parte, la edición limitada Ingenieur Cronógrafo Deportivo tiene un precio de IW380901.

Ingenieur Calendario Perpetuo

Y por último, a modo de colofón, tenemos el espectacular Calendario Perpetuo. Cómo nos gustan los calendarios perpetuos de IWC, en cualquiera de sus colecciones. Limitado a únicamente 100 unidades, su caja de oro rojo de 45 milímetros esconde -no literalmente, gracias al fondo de cristal de zafiro- el calibre manufactura 89801, cronógrafo y calendario perpetuo con indicación digital de fecha, y una reserva de marcha de 68 horas.

En la esfera, las grandes cifras que aparecen a izquierda y derecha para indicar día y mes respectivamente, comparten protagonismo con los elementos habituales de un calendario perpetuo, desde el pequeño segundero hasta el indicador de años bisiestos.

Contundente en la muñeca, pero sin perder la elegancia que le aporta el diseño de la caja, con ese vistoso bisel pulido presente en toda la colección, y que la correa de piel de aligátor negra complementa a la perfección.

Sin duda la gran estrella de una colección de mucho nivel, en la que la inspiración en los modelos originales funciona a las mil maravillas. El precio de este Ingenieur Calendario Perpetuo (ref. IW381701) es de 51.800 euros.