H. Moser & Cie. Endeavour Flying Hours, fotos exclusivas y precio

Cuando quieres mejorar la legibilidad de la esfera, y acabas creando una nueva complicación.

H. Moser & Cie. Endeavour Flying Hours

El nuevo H. Moser & Cie. Endeavour Flying Hours, con esfera funky blue, con tres discos horarios integrados y un disco minutero central. ©Manu Girón photography

Oh, Moser. La sutileza de sus piezas, el minimalismo extremo de sus esferas, sus colores funky. Cómo nos gusta la manufactura de Schaffhausen. Y nos gusta sobre todo cuando, manteniéndose fiel a su estilo, se atreve a innovar. Ya comentó Ed Meylan, el CEO de la firma, que estaban trabajando en cambios en la esfera para mejorar su legibilidad. Añadir índices, ¿quizás? Nah. Demasiado fácil. Mejor crear un calibre nuevo con horas saltantes inspirado en un sistema planetario.

Y bajo estas dos premisas, mejorar la legibilidad y seguir innovando, H. Moser & Cie. ha presentado su nuevo Endeavour Flying Hours, un giro de 240 grados -como su escala minutera- a lo que la manufactura nos tiene acostumbrados. La firma incorpora por primera vez un sistema para indicar el tiempo basado en discos, con una nueva forma de ver la hora.

H. Moser & Cie. propone una forma de visualizar la hora basada en un sistema planetario

H. Moser & Cie. Endeavour Flying Hours

Las 12:25. Su lectura es más sencilla de lo que parece. ©Manu Girón photography

En el centro, un disco central de zafiro incorpora, en un tramo de 240 grados, los minutos, y, alrededor de éste y girando de forma independiente, tres discos más, integrados en el tono funky blue de la esfera, con los índices horarios, quedando resaltado en blanco la hora en la que nos encontramos, que acompaña a la escala minutera en su giro. Es decir, cuando concluye una hora, el minuto 0 ya está posicionado sobre la hora siguiente, que será la que aparezca resaltada en blanco. Y vuelta a empezar.

Reconozco que en un principio, me ha costado un poco hacerme con el mecanismo de visualizar la hora, pero la verdad es que resulta bastante sencillo, a la par que hipnótico. Podríamos catalogarlo como una suerte horas saltantes, o directamente, como ya se comenta en círculos relojeros, horas orbitales.

H. Moser & Cie. Endeavour Flying Hours

Detalle del movimiento, con la masa oscilante de oro rojo. ©Manu Girón photography

El culpable de esta proeza mecánica, escondido dentro de una caja de oro blanco de 42 milímetros de diámetro con un espectacular fondo visto, es el nuevo calibre automático C806, desarrollado conjuntamente por H. Moser & Cie y Hautlence(marca hermana) y basado en el calibre H200 de la manufactura suiza. Latiendo a una frecuencia de 21.600 alternancias por hora, cuenta con una reserva de marcha de 72 horas -nada mal para este sistema de discos- y un sistema de carga bidireccional propulsado por una masa oscilante de oro rosa.

Limitado a 60 piezas, y con una fecha de salida prevista para junio de este año, su etiqueta marcará 27.000 euros. Por cierto no hemos hablado de la correa de piel, pero no pirra ese efecto gastado junto a un relojazo de este nivel.

T I E M P O D E L U J O

la web de relojes para hombres puntuales desde 2007

info @ tiempodelujo.com