¿Cómo acabaron el año pasado y empezaron éste los profesionales del balompié? Pues más o menos como siempre, la verdad. Hublot, Audemars Piguet y algún Daytona despistado en nuestro primer post futbolero del año, en el que encontramos a más de un ‘ex’ mítico. Hasta a Mourinho tenemos, oiga.

Benzema nunca desaparece en estas citas. Su idilio con la relojería es más sólido que con el gol, desde luego. Audemars Piguet Royal Oak Calendario Perpetuo de oro rosa. Nivelón.

 

Otro clásico de esta sección; James Rodríguez, que hoy abandona sus habituales Audemars para recurrir a un Hublot Big Bang Denim.

 

Didier Drogba, el ex-delantero del Chelsea, luciendo un Richard Mille.

 

Del Instagram de una leyenda, Carles Puyol, sacamos el reloj de otra, Francesco Totti, que luce un Rolex Daytona con calibre Zenith.

 

La cosa va de ex. Otro mega-crack ex-azulgrana, Deco, también apuesta por un Daytona.

 

Algo que no se ve todos los días; Andrea Pirlo con un Hublot Big Bang. Se habrá dejado su habitual Nautilus en casa.

 

Henry sigue estando como para firmar con el Arsenal de nuevo. Y en temas relojeros tampoco se anda con chiquitas; Audemars Piguet Royal Oak Concept.

 

Una publicación compartida de @thierryhenry el

Otro habitual de este tipo de artículos, Dani Alves, con una pieza más discreta de las que le solemos ver; un Hublot Classic Fusion Ultra Thin de oro rosa.

 

El delantero polaco el Bayern, Robert Lewandowski, con un Audemars Piguet Royal Oak cronógrafo con correa de caucho.

 

David Villa, ocioso con la edición limitada del Hublot Big Bang de la selección española.

 

Y acabamos con otro Hublot, en manos de Jose Mourinho.