Fama y Fortuna, dos nuevas ediciones limitadas de Hublot

Hublot colabora con artistas urbanos en su campaña ‘Hublot Loves Art’.

¿Fama o fortuna? Diría que nosotros somos más de fortuna, porque la fama nos preocupa más bien poco. Pero no, tranquilos, no vamos a ponernos profundos ahora sobre qué es mejor; tener fortuna o ser afortunado -como ya hizo una marca relojera hace años, con Antonio Banderas-, hemos venido a hablar de las dos nuevas ediciones limitadas de Hublot; Fame vs. Fortune, dentro de su campaña Hublot Loves Art. Parece que Hublot no ama únicamente a Ibiza.

Dos piezas diseñadas por dos artistas callejeros, uno representando a la costa oeste estadounidense y otro a la ciudad de Nueva York, Hush y Tristan Eaton, respectivamente. Para representar a la west coast, el elgido ha sido un Spirit of Big Bang de cerámica en blancos y negros, y para New York, un Classic Fusion que vuelve a recurrir al bronce, como ya vimos en la edición limitada  del Oktoberfest. Como dijimos en su momento, el bronce va metiendo, poco a poco, la patita en la familia Hublot. Y con buenos resultados.

Mientras que el Spirit of Big Bang recurre a un estilo más graffitero, con detalles pintados en la correa y en el fondo de la caja, la elección del bronce para la caja del Classic Fusion le aporta un aspecto más serio. No le queda mal este estilo envejecido al Classic Fusion, desde luego, un modelo que hemos visto en multitud de variaciones, pero que es la primera vez que sucumbe ante un estilo más vintage.

Ambos modelos recurren a sus movimientos habituales. El Spirit of Big Bang, que en un primer vistazo bien podría pasar por una pieza de Richard Mille, aloja en su interior el calibre HUB4700, un cronógrafo El Primero -Zenith y Hublot pertenecen a LVMH, recordad- esqueletizado latiendo a 36.000 alternancias por hora y con una reserva de marcha de 50 horas. El Classic Fusion en cambio alberga en su interior el calibre HUB1143, un cronógrafo basado en un movimiento ETA 2892-A2, con totalizador de 30 minutos ubicado a las 9 horas y pequeño segundero a las 3 horas.

Ambas piezas incluyen las firmas -o logo, en el caso de Tristan Eaton, que ya colaboró con Hublot en 2016- de los artistas en la esfera, y, lógicamente, se trata de ediciones limitadas a 50 unidades por modelo.

En lo que respecta a precios, el Hublot Spirit of Big Bang ‘Fame’ marca 25.800 francos suizos en su etiqueta, y el Classic Fusion ‘Fortune’ marca 18.700 francos suizos. unos 22.000 y 16.000 euros respectivamente.

LVMH sigue empeñada en mezclar lujo con arte urbano, como ya lleva haciendo un tiempo con TAG Heuer y Alec Monopoly y también con otras marcas del grupo no-relojeras, como Louis Vuitton sin ir más lejos. Mezcla, como mínimo, curiosa. Abreviando; nos gusta el bronce en la caja del Classic Fusion.

T I E M P O D E L U J O

la web de relojes para hombres puntuales desde 2007

info @ tiempodelujo.com