Cartier Santos, un icono renovado

¿Puede mejorar un mito como el Santos más de 100 años después?

Cartier Santos

Diseño renovado, pero con el modelo de 1904 siempre en mente.

Qué difícil puede resultar, en la gran mayoría de las veces, intentar renovar un icono como es el Santos de Cartier, y qué bien lo ha hecho la manufactura fundada en París este año. Muestra de ello es que el nuevo Santos fue uno de los relojes más apreciados del último Salón Internacional de Alta Relojería.

Un reloj con más de 100 años de historia a sus espaldas, desde que Louis Cartier lo diseñó en 1904 para su amigo Alberto Santos-Dumont, que este año ha sufrido -en el mejor sentido posible de la palabra- un lavado de cara no sólo estético, también funcional.

Un diseño renovado que no pierde la esencia del Santos original

Cartier Santos

El modelo Esqueleto, el más complicado, llamativo -y caro- de la colección.

Un diseño más fino, más elegante y más “llevable”, especialmente para aquellos que no contamos con muñecas especialmente generosas, con unas medidas de 39.8 milímetros de ancho para la caja de la versión grande y con un grosor de únicamente 9.08 milímetros, unas proporciones más contenidas y equilibradas que las de las versiones que ya conocíamos hasta ahora.

Su icónica esfera se mantiene prácitcamente inalterable, y es que sus perfectamente reconocibles índices romanos aparecen más pequeños, quedando una esfera más despejada, que incluye una discreta ventana de fecha ubicada a las 6 horas.

Su bisel, aunque también sigue siendo perfectamente reconocible, con su llamativo acabado pulido en contraste con la caja cepillada, también ha experimentado un sutil cambio de diseño, quedando con un aspecto más fino y más integrado en la caja y, sobre todo, con el brazalete.

Un brazalete más práctico que nunca

Pero donde más cambios vemos es en el brazalete, sobre todo a nivel funcional. Estéticamente mantiene el diseño habitual del brazalete de la línea Santos, con los icónicos tornillos de cartier presentes en todos los eslabones, pero incopora el nuevo sistema QuickSwitch, que permite intercambiar el brazalete metálico por una correa de piel de forma fácil y rápida sin necesidad de usar ningún tipo de herramienta.

Cartier Santos

Los sistemas QuckSwitch y SmartLink, permiten cambiar y ajustar el brazalete de manera cómoda y rápida.

Ya sabemos que no es el primer sistema de intercambio rápido de correas que hemos visto en los últimos años -Vacheron Constantin, TAG Heuer…-, pero sí es el primero que hemos visto que permite quitar y poner eslabones con nuestras propias manos gracias a su nuevo sistema SmartLink, sin necesidad de ningún tipo de herramienta de relojero.

Más fino, más cómodo, más práctico…más de todo

Cartier Santos

Detalle del calibre 9619 MC, desde el fondo de la caja de oro rosa del Santos Esqueleto.

Más elegante, más cómodo, más funcional e incluso más seguro, gracias a la utilización componentes antimagnéticos de níquel-fósforo en el escape y en otros componentes del calibre 1847 MC, que le otorgan resistencia a los campos magnéticos.

Disponible en una variedad importante de versiones, que incluye modelos de acero, de acero y oro, y de oro tanto amarillo como rosa, ya sea con brazalete o con correa de piel.

El abanico de precios de la nueva colección Santos va desde los 6.700 euros del modelo de acero hasta los 62.000 euros del Santos Esqueleto de oro rosa que podéis ver en las imágenes, con el espectacular calibre 9619 MC en su interior, completamente visible e integrado entre los índices romanos de la esfera.

T I E M P O D E L U J O

la web de relojes para hombres puntuales desde 2007

info @ tiempodelujo.com