El reloj Fifty Fathoms de Blancpain cumple 60 años siendo el arquetipo de reloj de buceo por excelencia (con permiso del Submariner). Para conmemorar la efeméride Blancpain nos presenta el Bathyscaphe, que captura la esencia de los primeros diseños del Fifty Fathoms de la década de los 50.

En el Fifty Fathoms Bathyscaphe la marca ha conjugado muy bien el diseño vintage con materiales hi-tech como el bisel fabricado en cerámica con inserciones de “liquidmetal“, una aleación especial que ya ha usado Omega en alguno de sus relojes que presenta una excelente resistencia a la corrosión y al desgaste.

A diferencia de sus relojes hermanos de la colección Fifty Fathoms el Bathyscape utiliza una caja de menor diámetro y grosor. La esfera y las agujas son de diseño mucho más minimalistas y recuerdan al modelo original del 53. La luminova, presente en índices, agujas, calendario y bisel, sigue siendo un elemento destacado y característico de un reloj que se vanagloria de ser el decano de los relojes de submarinista.

El mecanismo que da vida al nuevo Blancpain Fifty Fathoms Bathyscaphe es un calibre, manufacturado por la casa en sus talleres de Le Brassus, de carga automática que puede admirarse a través de la tapa trasera de cristal de zafiro.

El modelo masculino tiene un diámetro de 43mm y el femenino de 38.

Blancpain Fifty Fathoms Bathyscaphe